sábado, 27 de febrero de 2010

SUSHI


Hecho por Paloma

Antes de empezar con la receta tengo que contar la historia desde el principio de los tiempos (como decía Manolito Gafotas). La primera vez que probé el sushi fue en mi casa y hecho por mí, así que como podréis imaginar no tenía ni idea de si lo había hecho bien o mal. Lo único que tenía claro es que quería probar de una vez la comida japonesa así que me decidí por comprar algún libro e investigar vía Internet.

Como ya me imaginaba sólo comimos mi madre y yo porque a mi hermana Laura y a mi padre no les va mucho ese tipo de comida. El experimento fue mejor de lo que pensaba y hasta me gustó la comida, aunque las algas sabían demasiado a mar.

Poco tiempo después fui a comer a un restaurante japonés (con los amigos de la universidad) por primera vez y salí encantada por la comida, y con muchas más ideas que llevar a cabo en la cocina.

A partir de ese momento me puse manos a la obra. Busqué y fui a algunas tiendas orientales en Madrid donde comprar los ingredientes (por fin las algas no sabían como si chuparas una recién sacada del mar). Menos mal que seleccioné unas recetas y me hice una lista de los ingredientes que necesitaba porque la primera vez que entré a una de esas tiendas estaba perdidísima…

Ahora ya he cocinado sushi un par de veces, y aunque me queda mucho por aprender (siempre he querido ir a Japón y en cuanto pueda y tenga dinero suficiente iré) me va saliendo cada vez mejor.

Ya dejo de enrollarme porque podría estar escribiendo horas sobre esto y paso a poner la receta del arroz, que es imprescindible y se cocina de forma algo diferente a lo que estamos acostumbrados. La he sacado del libro “Cocina japonesa” de la editorial Blume.

Arroz para sushi

INGREDIENTES


- 550 gr. de arroz para sushi
- 710 ml de agua
- 2 cucharadas de sake
- 40 ml de vinagre de arroz
- ½ cucharadita de sal
- 1 ½ cucharada de azúcar

PREPARACIÓN

Antes de nada hay que aclarar en un colador el arroz unas cuantas veces hasta que deje de salir el agua blanca, y dejarlo escurrir. En el libro pone una hora pero yo lo suelo dejar 10-15 minutos escurriendo.

Os pongo una foto para comparar el arroz que se utiliza para el sushi con el arroz que usamos normalmente. El de la izquierda de la foto es el de sushi (es más claro y con la forma más definida) y el de la derecha de la marca sos:


En una cazuela (hay que elegir una que tenga tapa) echamos el agua, el arroz escurrido y el sake. Lo ponemos a fuego fuerte y en cuanto empiece a cocer hay que taparlo y bajarlo a fuego muy lento (el mínimo de potencia para que el arroz siga cociendo) en ese momento medimos 15 minutos exactos de reloj. No hay que abrir la tapa para nada ni mover el arroz durante ese tiempo.

Una vez pasados los 15 minutos apagamos el fuego y cogemos un trapo de cocina. Hay que levantar la tapa de la cazuela y muy rápidamente colocar el trapo encima para que atrape todo el vapor (lo dejamos unos segundos tapando la cazuela nada más), volvemos a poner la tapa y dejamos el arroz reposando tapado otros 15 minutos (fuera del fuego).

Mientras esperamos vamos mezclando el vinagre de arroz con el azúcar y la sal.

Pasado ese tiempo volcamos el arroz en una fuente que no sea metálica y sobre el arroz echamos la mezcla del vinagre de arroz, azúcar y sal como se ve en la foto:


Ahora hay que hacer que el arroz se enfríe y para ello hay que utilizar una pala de madera como el de la foto para remover el arroz con cuidado constantemente y a la vez ayudándonos con un abanico ir abanicándolo para que se enfríe más rápido.

Ya está listo para usarse nuestro arroz. Si no se va a usar inmediatamente hay que meterlo en la nevera.

ROLLO DE CALIFORNIA

INGREDIENTES

He buscado en varios sitios y en cada uno ponen diferentes ingredientes así que he cogido el que tiene ingredientes más comunes. Se necesita:

- Alga nori
- Huevo (para hacer una tortilla)
- Palito de cangrejo
- Pepino

Esta es una foto del paquete de algas nori, hay muchos tipos y marcas y suelen venir en paquetes de 5 o 10


PREPARACIÓN

Colocamos la esterilla con la cara plana hacia arriba y sobre ella una lámina de alga nori con la cara rugosa hacia arriba (si os fijáis tiene dos caras diferentes, una rugosa y la otra más brillante). Nos mojamos las manos con un poco de agua para coger el arroz ya que es muy pegajoso (ya veréis que se adhiere a todo lo que puede y más). Colocamos una capa de arroz sin aplastarlo, simplemente presionando muy poco para colocarlo. Hay que repartirlo por toda la superficie del alga menos en un extremo, que dejaremos una distancia de unos 2 ó 3 cm sin arroz:


Cuando ya está todo el arroz bien colocado, en la mitad colocamos los ingredientes:


Ahora viene la parte buena. Hay que llevar el extremo lleno de arroz hasta la otra punta, justo donde acaba el arroz, como se ve en la foto (parece una ola cuando rompe en el mar) dejando fuera el trozo de alga sin arroz:


Lo siguiente es apretar un poco el rollo, pero no como si fuera una croqueta, sino que hay que hacerlo en los laterales, justo como se ve en la foto:


Ahora levantamos un poco la esterilla y giramos el rollo hacia el trocito de alga que nos quedaba para que se adhiera y volvemos a hacer la presión en el mismo punto. Nos quedará ya terminado el rollo:


Sólo falta cortarlo. Lo más común es cortarlo en 8 trozos, haciéndolo en mitades para que queden de igual espesor los trozos.


URAMAKI

Así se llama a los rollos hechos con el arroz por fuera. Es un poco más complicado pero no mucho. Esta vez hay que cubrir la esterilla con film transparente para que no se quede pegado el arroz.
Con este tipo hay que utilizar un trozo de alga, no toda, más o menos 2/3 de alga. La colocamos sobre la esterilla con la cara rugosa hacia arriba y la cubrimos con una capa de arroz pero esta vez sí que cubrimos toda la superficie:


La damos la vuelta y colocamos en la mitad los ingredientes. En este caso utilicé espinacas, palito de cangrejo y tortilla:


Ahora toca enrollarlo, y lo haremos igual que el Rollo de California, llevando el extremo hasta 1 cm del otro lado, haciendo presión, girándolo y volviendo a hacer presión. Una vez terminado el rollo se puede decorar por fuera si se quiere, tanto con trocitos de alga, como caviar o sésamo, que es lo que puse yo:




Como me sobró un poco de todo acabé haciendo este nigiri de tortilla, que es simplemente hacer un cubo de arroz (sin presionar demasiado, lo justo para que se quede la forma) sobre el que ponemos un trozo de tortilla y lo sujetamos con una tira de alga:


Soy consciente de que ha sido una entrada larguísima y con muchas fotos, pero me dije que si ponía la receta del sushi la ponía bien explicada y así lo he hecho. Como no soy muy experta en el tema si he puesto algo mal o se hace de otra manera agradecería que me lo dijerais para futuros días de cocina. A medida que haga cosas nuevas y aprenda más lo iré escribiendo.
Espero que os haya gustado y que si no habéis cocinado nunca sushi os animéis porque es mucho más sencillo de lo que la gente piensa.

Sayonara!

domingo, 21 de febrero de 2010

QUESADA


Hecha por Laura

Esta quesada ha sido un poco improvisada, ya te teníamos un brik de nata que iba a caducar en apenas unos días, por lo que en una tarde de aburrimiento (mis tardes de aburrimiento según mis padres son muy malas, porque acabo cocinando casi siempre) decidí hacer la quesada.

Los ingredientes son muy comunes, se suelen tener casi todos en casa, menos la nata o a lo mejor los quesitos. Esta receta me gusta mucho, porque se hace muy rápido, no se mancha nada más que un bol y en la nevera aguanta más o menos una semana. Pero tiene que estar en la nevera, ya que si no se pone mala muy rápido, al ser casi todo productos lácteos.

Quesada
INGREDIENTES

1 yogur natural.
250ml (un brik) de nata.
500ml de leche.
170g de harina.
420g de azúcar.
4 quesitos.
3 huevos.

Para el molde:
Mantequilla y canela molida

PREPARACIÓN

Precalentar el horno a 170º por arriba y por abajo.
Engrasamos el molde con mantequilla y espolvoreamos un poco de canela, aunque la canela da mucho sabor hay que decir que aquí no deja tanto sabor, hay que poner aproximadamente la canela que aparece en la foto. El molde tiene que ser alto ya que en el horno sube, pero luego se baja.


Se ponen todos los ingredientes en un bol y se bate con la batidora, que no con la amasadora ni con las barrillas. Cuando esté bien batido lo ponemos en el molde y lo metemos en el horno encima de la bandeja una hora aproximadamente.

Hay veces que tarda más y otras menos, para saber si ya está hecho pinchamos con un cuchillo, si sale con masa todavía le falta, y si al pinchar no sale masa pero lo veis que está un poco blanca por arriba ponéis el horno solo por arriba hasta que se dore.


En el horno la quesada sube y sale como en la foto anterior, y al sacarla y mientras se enfría baja bastante, más o menos hasta la altura que tenía la masa antes de hornear.

La quesada al ser casi todo productos lácteos hay que guardarla en la nevera, lo que se puede hacer para que no este tan fría al comerla es calentarla unos segundos al microondas (aunque en casa nos gusta comerla fría), esto le quitara el frió de la nevera, tampoco hay que calentarla mucho ya que si esta muy caliente no sabe bien.

miércoles, 17 de febrero de 2010

MAGDALENAS DE CHOCOLATE BLANCO


El otro día cuando pusimos la entrada de Decoración de cupcakes dijimos que pondríamos la receta de la base que usamos para decorar, y aquí está. Bueno, en realidad usamos dos tipos de magdalenas, éstas y unas de chocolate negro, pero las de chocolate negro fue una especie de invención porque usamos la receta de un bizcocho y lo echamos en las blondas para magdalenas.

Así que ponemos estas de chocolate blanco que ya sin decorar estaban ricas y muy esponjosas, claro que también tienen su pequeña historia. Resulta que según el libro del que sacamos la receta deberían ser muffins (el libro se llama Muffins), pero va a ser que no salió con la textura de un muffin y ni mucho menos con la apariencia de la foto que había junto a la receta (estamos convencidas que hay veces que en algunos libros ocultan ingredientes o ponen otras fotos, ejem… ), sino como magdalenas, muy esponjosas y ricas, eso sí.
Menos mal que salieron buenas porque ya pensábamos que iba a ser un “fracaso absoluto” como dicen en El Hormiguero.

INGREDIENTES


- 85 gr. de chocolate blanco
- 150 gr. de mantequilla
- 160 gr. de harina (nosotras usamos de fuerza)
- 2 cucharaditas de levadura en polvo
- 1 vaina de vainilla
- 5 huevos
- 160 gr. de azúcar
- 1 pizca de sal

PREPARACIÓN

Primero encendemos el horno a 180º para que se vaya calentando.
Trocear muy bien el chocolate y fundirlo con la mantequilla al baño María. En un recipiente a parte mezclar los huevos con el azúcar, la sal y la pulpa de la vaina de vainilla (hay que abrir por la mitad la vaina y son los gránulos negros de su interior). Una vez esté bien mezclado se añade la harina mezclada con la levadura. Remover todo muy bien.
Ahora hay que echar la mezcla de chocolate y mantequilla y mover bien.

Ya está la masa acabada así que ya podemos llenar las blondas o moldes de las magdalenas, sobre ¾ partes de su capacidad como se ve en la foto:


Meterlo al horno unos 20-25 minutos con la bandeja colocada un nivel más abajo de la mitad y con el horno a 180º por arriba y abajo.


Para acabar ponemos una foto de lo que cocinamos ayer para comer. Se trata de Pollo provenzal (acompañado con un poco de arroz), hecho con receta del blog Albahaca y Canela, que recomendamos totalmente (tanto el blog como la receta). Si queréis ver la receta pinchad aquí

sábado, 13 de febrero de 2010

DECORACIÓN DE CUPCAKES

Estos días han sido muy dulces, porque hemos hecho magdalenas de chocolate blanco y magdalenas de chocolate, y esta tarde hemos decorado unas pocas (cualquier día de estos nos echan de casa). La receta de estos dos tipos de magdalenas las pondremos la semana que viene.

*Advertimos que si se está a dieta o se tienen problemas de azúcar es mejor no comer esto porque es una bomba.

Es la primera vez que decoramos, por lo que no podemos opinar o dar demasiados consejos, pero hemos quedado muy contentas con el resultado, ya podréis opinar al acabar de leer la entrada.

Para decorarlas hemos hecho lo que se llama “Buttercream frosting” y en este caso es con sabor a vainilla. Para sacar esta receta hemos estado mirando e investigando por Internet y esto es lo que ha salido:


Buttercream frosting de vainilla

INGREDIENTES para decorar unos 12

- 50 gr. de margarina a temperatura ambiente
- 55 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
- 250 gr. de azúcar glass
- ½ cucharadita de esencia de vainilla
- 1 pizca de sal
- 35 gr. de leche

PREPARACIÓN

Primero batimos la margarina con la mantequilla a velocidad máxima durante 1 minuto, justo para que se mezclen bien y quede una consistencia cremosa.
Ahora añadimos la mitad del azúcar y volvemos a batir pero esta vez a velocidad baja. Cuando quede uniforme añadimos el resto del azúcar, la pizca de sal y la mitad de la leche aproximadamente también a velocidad baja.
A continuación vamos añadiendo el resto de la leche en varias veces y batiendo, para parar cuando veamos que tiene la consistencia que queremos.

Así nos ha quedado al acabar de batir


Ahora si queremos que tenga color, echamos unas gotas de colorante y ya podemos empezar a decorar. Como no tenemos espátula pues hemos utilizado un cuchillo para extender el frosting (en la cocina siempre podemos sustituir instrumentos con otros similares):


También podemos decorar con el frosting metido en manga pastelera (si no se tiene manga se puede utilizar por ejemplo como en la foto una bolsa de congelado) y así poder tener opciones de cambiar la boquilla para decorar con formas:




Como con las galletas decoradas, aquí hay infinidad de formas de decorarlos. En estos, a parte del frosting, hemos utilizado lacasitos, conguitos y sprinkles, pero se pueden decorar con todo lo que se os ocurra. Así es como nos han quedado nuestros primeros cupcakes:














Y para acabar, como mañana es San Valentín, hemos decorado dos un poco románticos:



Esperamos que os haya gustado y feliz San Valentín a los que lo celebréis!

domingo, 7 de febrero de 2010

TARDE GALLETIL


Ayer vinieron a casa nuestros primos Adrián y Nerea de 11 y 7 años. Hace tiempo les prometimos que un día les enseñaríamos a hacer las galletas decoradas y al fin llegó ese día. Tenemos que decir que les gustó mucho y la verdad es que se les da muy bien. Sobre todo Nerea, que con tan solo 7 años ya apunta maneras en la cocina, todo el mundo dice que es como una mini Laura, jeje.

Aquí ponemos las fotos de las galletas que hicimos entre Adrián, Nerea, nosotras y nuestros tíos (cuando vieron decorar galletas no pudieron resistirte a decorar alguna también).












Como podéis ver, en el mundo de la decoración de galletas los límites los marca tu propia imaginación, y el que salgan mejor o peor es simplemente práctica ;-)

viernes, 5 de febrero de 2010

PAELLA


Receta hecha por Paloma

Aquí está esa comida por la que es mundialmente conocida España, la paella, y que por algún misterio sin resolver le resulta tan difícil de pronunciar a los extranjeros (aunque no hay que quejarse porque seguro que opinan lo mismo si nosotros pronunciamos alguna receta en cualquier otro idioma).

El miércoles fue la primera vez que cociné paella, y estuve guiada por el maestro de la casa en hacer paellas, nuestro padre. A él le enseño su madre, por lo tanto esta receta es original de nuestra abuela Pepi. Laura tenía mucho que estudiar y por eso no se unió. No es porque la hiciera yo pero salió de rechupete :-)

Pongo ya la receta porque merece ser bien explicada así que no os asustéis si veis demasiada letra o demasiadas fotos:

Paella

INGREDIENTES para 4 personas


- 300 gr. de magro de cerdo troceado o 4 alitas de pollo
- 200 gr. de chirlas lavadas
- 200 gr. de gambas peladas
- 1 calamar o sepia limpio y troceado
- 1 pimiento verde
- 2 cangrejos
- Tomate frito
- 400 gr. de arroz
- 800 ml de caldo de pescado o de agua
- Un diente de ajo, sal, azafrán y perejil
- Colorante alimenticio
- Aceite de oliva

PREPARACIÓN

En una sartén pequeña echar aceite, más o menos como un dedo de aceite. Echar sal al magro y freírlo (o las alitas) con el pimiento. Según lo freímos lo vamos echando en la paellera.


Cuando acabemos hay que retirar todo el aceite en un recipiente menos un poco, lo justo que cubra el fondo de la sartén y freír las gambas. Una vez fritas volcar la sartén con las gambas y el aceite en la paellera.


Todo el aceite que habíamos dejado en el recipiente hay que volverlo a echar en la sartén y freír el calamar y las chirlas. Las chirlas al freírlas se abrirán, si al acabar de hacerlas hay alguna que no se abre, hay que tirarla.




Una vez frito todo nos quedará la paellera con todo. Dejamos un hueco en el centro:


Cogemos un mortero, y como se ve en la foto siguiente echamos un poco de perejil, el ajo, una cucharada de sal y un poquito de azafrán.


Lo machacamos bien y lo echamos en el centro. Refreímos un poco todo lo que está en la paellera y echamos un chorro de tomate frito. Una vez bien mezclado hay que echar el caldo de pescado o el agua.
Ponemos el fuego al máximo, una vez empiece a cocer echamos los cangrejos y el colorante. Probamos por si hiciera falta añadir sal, este sería el momento adecuado de añadírsela.


Ya podemos echar el arroz (en casa utilizamos de grano redondo porque se queda más entero y no se ablanda). Cuando empiece a cocer bajamos a fuego medio. Tiene que estar cociendo durante 15 minutos, contando desde el momento en el que echamos el arroz y empieza a cocer. Es muy IMPORTANTE que se vaya moviendo cada poco tiempo para que no se pegue el arroz al fondo.

La relación arroz-agua es siempre de 1 medida de arroz- el doble de agua. Luego si en el transcurso de la cocción vemos que falta agua se le puede ir añadiendo (caliente para que no pare de cocer).


Pasados los 15 minutos exactos, apartamos del fuego la paella y la tapamos con 2 o 3 hojas de periódico para que repose. Tiene que estar así 5 minutos.


Nuestra paella ya estará lista para comer. ¡Que aproveche!


*ALGUNOS TRUCOS

- Si pelas y lavas bien los pimientos verdes nada más comprarlos y los cortas por la mitad, se pueden congelar y así tendrás siempre en casa sin preocuparte de que se pongan malos.

- Se puede hacer lo mismo con el perejil, se cogen las hojas, se lavan y se pueden congelar.

- Si no se tiene caldo de pescado, para que tenga más sabor la paella en vez de agua sólo, se pueden cocer las cáscaras de las gambas en el agua y cogerá un poco de sabor).

- Si queremos echar mejillones lo haremos de la siguiente manera: primero los cocinamos al vapor y cuando falten 2 minutos para que se acaben los 15 de cocción del arroz se pinchan en la superficie.
Related Posts with Thumbnails