viernes, 19 de marzo de 2010

MUFFINS DE ARANDANOS Y AVELLANAS


Llevábamos mucho tiempo queriendo hacer muffins de arándanos y cuando vimos que Lore los había hecho de un libro que tenemos en común y que salían tan bien no nos lo pensamos dos veces, y hace unos días los hicimos. Podéis ver aquí los de Lore. Y éste es el libro de dónde lo sacamos:


No nos digáis que no os dan ganas de hacerlos al ver lo bien que quedan. Además la textura es la de un Muffin, es decir, algo más compacta que la de una magdalena, y el sabor es delicioso. Para que os hagáis una idea, en casa dijeron que los podemos repetir cuando queramos, y aquí eso significa que ha salido bien.

INGREDIENTES para unos 12

- 250 gr. de harina (mejor si es de fuerza)
- 50 gr. de avellanas molidas
- 2 cucharaditas de levadura en polvo
- ½ cucharadita de bicarbonato sódico
- ½ cucharadita de canela
- Ralladura de 1 limón
- 1 huevo
- 140 gr. de azúcar moreno
- 80 ml de aceite de oliva
- 200 gr. de yogur natural
- 150 gr. de arándanos frescos*

*En la receta original pone 250 gr. de arándanos en conserva, pero compramos una tarrina de arándanos frescos y con 150 gr. fue suficiente.


PREPARACION

Precalentar el horno a 180º.

Mezclar en un recipiente la harina con las avellanas molidas (como no teníamos molidas nos tocó machacarlas a mano), la levadura, el bicarbonato, la canela y la ralladura de limón.

Por otro lado, mezclar el huevo con el azúcar, el aceite y el yogur. Y después agregar la mezcla de la harina, avellanas, etc. y remover todo pero no demasiado, sólo hasta que sea uniforme y después añadir los arándanos y mover un poco para que se repartan. Quedará una masa más bien espesa como se ve en la foto:


Ahora hay que echar la masa en los moldes, rellenándolos hasta las ¾ partes.
Meter al horno a 180º a media altura calentando por arriba y abajo unos 25 minutos.
Los podéis dejar sin decorar o poner lo que se os ocurra por encima (chocolate, azúcar glas, …). Así quedan por dentro:


Como podéis ver, al romperse un arándano sale el juguillo, que es de color morado. Os animamos a hacerlos que son muy fáciles y salen muy ricos.

Hoy acabamos poniendo una tarta que hemos hecho esta mañana para celebrar el cumpleaños de nuestro tío Miguel. Es de Hojaldre, crema y frutas. Ya pusimos hace tiempo la receta, así que si la queréis ver pinchad aquí


Por cierto, ¡Feliz día del padre a todos los padres!

domingo, 14 de marzo de 2010

MIGAS MANCHEGAS


Ayer tuvimos comida familiar y en casa surgió la idea de hacer unas migas porque hacía muchísimo que no hacíamos. Nos pusimos las botas. Además hay que añadir que llenan mucho así que no os echéis un plato demasiado grande desde el principio porque engañan.
Las migas son típicas en muchas partes de España pero en cada sitio se hacen de alguna forma y con distintos ingredientes. Aquí ponemos la forma en la que las hacemos en casa:

INGREDIENTES


- Pan del día anterior (o bolsa de pan cortado ya)
- Ajo
- Pimentón dulce
- Chistorra troceada
- Panceta troceada

PREPARACION

Las cantidades van en función a los comensales (hay que tener en cuenta que luego el volumen del pan disminuye notablemente) y de la cantidad de tropezones que queramos que tengan.

La noche anterior a hacerlas hay que trocear el pan en pequeños cuadraditos, como del tamaño de garbanzos pequeños, ponerlo en un barreño, humedecer los trozos con un spray y taparlo con un trapo húmedo. Así ha de estar hasta antes de que nos pongamos a hacerlas para que se queden blanditas.

Preparamos una paellera con el fondo tapado con aceite (en el caso de ayer la paellera era enorme porque hicimos muchas) y cuando esté caliente hay que freír los ajos. Los sacamos y freímos la chistorra:


Cuando esté hecha la sacamos pero dejando el aceite en la paellera y freímos la panceta:


La sacamos y en el aceite hay que echar el pimentón (para que os hagáis una idea en ésta echamos una cucharada colmada) y mover hasta que se disuelva en el aceite:


Cuando esté bien mezclado echamos las migas y empezamos a remover:


Hay que estar removiendo bastante tiempo sin parar para que no se peguen así que se agradece gente alrededor para ir turnándose porque el brazo luego duele. Según pase el tiempo irán disminuyendo de tamaño a la vez que se secan:


Pasado un rato, cuando veamos que están ya bastante hechas añadimos los tropezones (chistorra, panceta y ajo) y removemos un poco para que se mezcle bien y se acaben de calentar. Ya tenemos las migas hechas y listas para comer calientes:


Sugerencia:

- Cuando se sirven las migas ya en el plato se pueden acompañar con gajos de naranja, uvas o sardinas. Cada vez nos vamos enterando de más cosas típicas así que si tenéis alguna sugerencia estamos encantadas de conocerla.

- También se suelen hacer con pimiento pero en casa no lo solemos echar.


Y de postre no podía faltar la típica tarta para celebrar el cumple de Laura con la familia. La receta la podéis encontrar aquí

miércoles, 10 de marzo de 2010

TARTA SACHER Y CUMPLE

El día 9 de Marzo fue el cumpleaños de Laura (cumplió 17 años) y Paloma hizo una tarta sorpresa para celebrarlo.

Ésta tarta no es recomendable para gente a dieta porque es una especie de bomba de repostería, pero un día es un día.

Normalmente la tarta Sacher lleva una capa en el medio de mermelada o confitura, pero ésta justamente no lleva porque a Laura no le gusta y está hecha así aposta por ser para su cumpleaños, la próxima llevará seguro.

La receta está cogida del libro llamado “Pasión por el chocolate” de la editorial De Vecchi.


INGREDIENTES para molde de 20-22 cm de diámetro

- 5 huevos
- 150 gr. de azúcar
- 150 gr. de chocolate fondant
- 150 gr. de harina
- 150 gr. de mantequilla (usamos margarina)
- 1 sobre de levadura

Para cubrir y rellenar:

- 150 gr. de mantequilla (usamos margarina)
- 150 gr. de chocolate fondant
- 100 gr. de mermelada

PREPARACION

Precalentamos el horno a 180º.

Fundir el chocolate al baño María o al microondas (si es en el micro, ir sacándolo y moviéndolo cada medio minuto o así para que no se queme).

Mezclar bien la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar. Ir añadiendo las yemas y remover. Cuando esté bien mezclado echar el chocolate fundido y mezclar.

Montar las claras a punto de nieve y echárselas a la mezcla anterior. Ahora hay que juntar la harina con la levadura, tamizarlo y añadírselo. Remover todo muy bien hasta que esté homogénea la mezcla.

Engrasar el molde con mantequilla para que no se pegue y verter la masa dentro.
Meterlo a media altura del horno a 180º calentando por arriba y por abajo durante 50 minutos o 1 hora (dependerá del horno). Para saber si está hecho hay que pincharlo y si no sale con masa pegada estará hecho.




Lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar en el molde unos minutos, lo desmoldamos y dejamos enfriar otro rato.

Cuando haya enfriado hay que cortar la capa de arriba para dejar la superficie lo más plana posible:


En este momento es cuando habría que dividir el bizcocho en dos partes iguales con un corte horizontal para echar sobre la parte de abajo la mermelada.

Preparamos la cobertura. Para ello fundimos el chocolate y la mantequilla por separado y luego los juntamos haciendo una mezcla que será la que utilicemos para cubrir todo el bizcocho tanto por encima como los laterales. Si ponéis papel vegetal o de aluminio debajo no mancharéis el plato y además luego se puede recortar:


¡Ahora a decorarla! Podéis hacerlo como queráis aunque por lo que hemos visto las tartas Sacher no llevan demasiada decoración. En el caso de ésta, las letras están hechas con chocolate fundido. Salieron un poco mal porque estaba demasiado líquido. Las prisas no son nunca buenas...
Alrededor lleva chocolate blanco y negro rallado, y el muñequito (la vaca) de azúcar es uno de los que nos regalaron en reyes, que ya era hora de usar alguno.


Y la porción:


Para terminar la entrada ponemos dos fotos. La primera es del regalo de Paloma, un conjunto de medidores de tazas y cucharas en condiciones:


La última es de un juego de utensilios de cocina Kinder, gracias a que tenemos muchos primos pequeños (y muy golosos) se acumularon muchos puntos y lo pedimos. Ni nos imaginábamos que fuera tan gracioso y además práctico :-)


Esperamos que el temporal de nieve no os haya afectado mucho.

sábado, 6 de marzo de 2010

BIZCOCHO DE YOGUR

Hoy os traemos una receta de las de toda la vida, fácil de preparar y encima para chuparse los dedos. Esto último literal, porque si os gusta la masa cruda tenéis que probar ésta.

Llevamos haciendo este bizcocho más de diez años y es una receta que nos pasó una vecina cuando vivíamos en Madrid (en Toledo sólo llevamos viviendo 7 años así que somos madrileñas, ¡sorpresa!).

Últimamente no tenemos mucho tiempo para cocinar y por eso tardamos más en publicar, pero en cuanto tenemos un ratito a la cocina que vamos.

Tenemos que decir que además de rápida de hacer, para hacer ésta receta no se necesita el peso de cocina, cosa importante para aquellos que no tengáis (nosotras dependemos mucho del peso, qué buena compra fue, y como veréis para la mayoría de las recetas se necesita peso o medidas de tazas o cucharillas), sino que todos los ingredientes van en función del vaso del yogur. El yogur puede ser de los típicos o de cristal también.


Bizcocho de yogur

INGREDIENTES

- 1 yogur de limón o natura (vaso del yogurt = 1 medida)
- 3 huevos
- 1 vaso de azúcar
- 3 vasos de harina
- 1 vaso de aceite
- 1 sobre de levadura (usamos Royal)
- Ralladura de 1 limón y 1 naranja
- 1 chorrito de Coñac

PREPARACIÓN

Precalentar el horno a 150º.
Se baten las yemas con el azúcar. Después se añaden el aceite, el yogur y la ralladura y se mezcla todo bien (con un tenedor o varilla a mano).
En otro recipiente mezclar la harina con la levadura, y añadirlo en tres o cuatro veces a la mezcla anterior tamizándolo con el colador.

Batir las claras a punto de nieve y añadírselo. Mezclar todo hasta que sea uniforme y echar el chorrito de Coñac. Lo del coñac no es obligatorio pero le da un sabor más rico y además no queda nada de alcohol cuando sale el bizcocho del horno.

Untar un molde con mantequilla (si es de silicona no hace falta) y verter la mezcla. Meter al horno en la rejilla a 150º sólo calentando por abajo durante unos 35 o 40 minutos, o hasta que se dore por encima.


Así queda en un molde de silicona de unos 25 x 10 cm.

Sale riquísimo y en casa nos encanta a todos.

Que os lo paséis muy bien en lo que queda de fin de semana y no os constipéis por estos cambios de tiempo tan ratos (Paloma ya ha caído).

Un beso!
Related Posts with Thumbnails