jueves, 29 de abril de 2010

BRAZO DE GITANO

La receta de hoy es muy rápida de hacer en todos los sentidos. Para empezar lleva pocos ingredientes, el tiempo de horneado es corto, y en el momento que sale el bizcocho del horno hay que ser mu-rápidos como dirían los de Cruz y raya.
Es la primera vez que lo hacemos y hemos quedado contentísimas con el resultado y también les ha gustado mucho a los que lo han probado.
Sí, es otro postre y parece que últimamente nos hemos abonado a los postres, pero es lo que más apetece hacer cuando tienes un ratillo y si sobra te lo comes en varios días :-)

Como no lo habíamos hecho antes, cuando lo empezamos a enrollar nos dio la sensación de que iba a salir un brazo gordísimo (según Paloma, el brazo del gitano patriarca) pero al final quedó bien de tamaño como veréis en las fotos.

Además, como es un plato que se guarda en la nevera es perfecto para éstos días, que no es por nada pero por el centro de la península estamos pasando hasta calor, aunque según dicen ha sido sólo unos días.

Aquí os ponemos la receta:


INGREDIENTES

- 100 gr. de harina
- 3 huevos
- 100 gr. de azúcar glass
- 1 pizca de sal
- Mermelada para el relleno (nosotras utilizamos de fresa)

PREPARACION

Precalentar el horno a 150º.

Separar las claras de las yemas de los 3 huevos y batir las yemas con el azúcar. En otro recipiente batir las claras de los 3 huevos a punto de nieve. Después añadírselas a la mezcla anterior y remover con cuidado para que no se bajen (con movimientos amplios de abajo hacia arriba).

Ahora hay que tamizar la harina con la pizca de sal y añadirla en 3 o 4 veces también mezclando de forma cuidadosa.

Preparamos la bandeja del horno poniendo un papel vegetal encima y sobre el papel vertimos la masa y a continuación lo extendemos de forma uniforme por toda la superficie intentando que quede de forma rectangular.

Lo metemos en el horno a media altura a 150º, primero 10 minutos calentando sólo por abajo y después lo ponemos por arriba y abajo hasta que se dore un poco.

Mientras está en el horno ponemos en un cazo a calentar la mermelada (más o menos utilizamos medio bote de tamaño normal). Lo de calentarla es par que así se empape un poco el bizcocho.

También preparamos otro papel vegetal con azúcar glass espolvoreado por encima (más adelante veréis para qué).

Ahora llega la parte rápida:

En cuanto saquemos el bizcocho del horno lo tenemos que volcar sobre el papel vegetal como se ve en la foto


Ahora cortamos los bordes de forma que quede con forma rectangular y así de paso le quitamos los trozos más secos que pueda tener:


Extendemos la mermelada caliente por encima del bizcocho, pero dejando un dedo o así de todo el perímetro sin echar:


En cuanto la hayamos extendido bien pasamos a hacer un corte poco profundo en un lado del bizcocho cerca del borde (es para que cueste menos empezar a enrollarlo) y lo enrollamos por ese lado apretando un poco según giramos:


Dejamos apoyado el rollo con la parte final hacia abajo para evitar que se abra y le espolvoreamos azúcar glass por encima o cualquier cosa que se nos ocurra (nata, chocolate, ...). Meterlo y conservarlo en la nevera.

Lo de hacer ésta parte tan rápida es para que no se enfríe y se rompa el bizcocho. Ya está terminado nuestro brazo de gitano:

viernes, 23 de abril de 2010

Pastel del diablo


Tenemos que empezar diciendo que sentimos mucho no poder poner recetas más a menudo, pero estamos bastante ocupadas, Paloma con el proyecto fin de carrera y Laura con exámenes y demasiada tarea (incluso en Bachillerato siguen mandando mucha, en vez de dejar más tiempo para estudiar). Ya nos gustaría a nosotras poder cocinar todos los días algo nuevo.

Antes de hablar de la receta os vamos a contar una cosa que ha pasado. Resulta que se ha destapado la “Trama Tulipán”. No, no nos hemos vuelto locas (al menos no más de lo que ya estábamos), sino que se ha descubierto que los de la marca Tulipán (lo conoceréis por su margarina seguramente) han publicado recetas con fotos de algunos compañeros de blogs de cocina sin pedir permiso, así por que sí. Podéis ver la situación mejor detallada en el blog de María pinchando aquí Y ya que estáis en su blog, daros una vuelta por él porque tiene unas tartas espectaculares.
Por lo visto ya han pedido disculpas, así que esperamos que no ocurra más con nadie y con ninguna marca.

Ahora sí hablamos de la receta. Hace unos días fue el cumpleaños de nuestra tía Blanca, y como es tradición pues hicimos nosotras la tarta. Después de buscar mucho nos decantamos por éste pastel que encontramos en el mismo libro que las torrijas, llamado “La cocina paso a paso” auque con alguna variación. Por cierto, lo de que se llame “Pastel del diablo” no tenemos ni idea de por qué, pero seguramente sea porque es una tentación de mucho cuidado.

Como no lleva levadura nos entró la típica duda de receta nueva, pensábamos que nos podía quedar un bizcocho que no subiera, pero menos mal que con el bicarbonato hizo el efecto que debía y subió como la espuma. Además no hace falta mojarlo con nada porque queda muy esponjoso y suave.
Vaya pastel más rico salió, fue todo un éxito y tuvo una existencia muy breve porque nos lo comimos muy pronto. Aquí va la receta:

INGREDIENTES

Para el bizcocho:

- 275 gr. de harina normal
- 2 cucharaditas de bicarbonato
- 1 pizca de sal
- 100 gr. de mantequilla
- 250 gr. de azúcar moreno
- 2 huevos
- 100 gr. de chocolate fondant
- 200 gr. de nata agria o Creme Fraiche


La nata agria no la encontramos, pero leimos que la Creme Fraiche es lo mismo, y esa sí se encuentra en el supermercado.

Para el relleno:

- Nata para montar
- Azúcar al gusto

Para el recubrimiento:

- 175 gr. de chocolate con leche
- 75 gr. de mantequilla
- 2 yemas de huevo
- 225 gr. de azúcar glas
- 2 cucharadas de agua

PREPARACION

Precalentar el horno a 150º.
Para el bizcocho, mezclar bien la mantequilla y el azúcar y añadir los huevos. Por otro lado fundir el chocolate y después añadírselo a la mezcla anterior.
Mezclar la harina con el bicarbonato y la sal y tamizarlo.
Ir echando sobre la primera mezcla, un poco de la de harina y de nata agria alternativamente, hasta que esté todo echado y mezclar bien.

Hay que repartir la masa en dos moldes redondos iguales previamente engrasados, o si como es nuestro caso sólo se tiene uno, pues hacer primero uno y luego el otro.
Meter al horno a 150º sólo calentando por abajo durante unos 40 minutos.


De fondo se ve un cuadro que hizo Laura hace un par de años y está hecho con cilindros de plástico muy pequeños uno a uno. Quedó precioso.

Una vez estén hechos los dos bizcochos y enfriados, preparamos el relleno. En la receta original está hecho con azúcar, mantequilla y nata, pero nosotras lo decidimos hacer sólo con nata montada. Así que se monta la nata y se va echando azúcar y probando, hasta que esté dulce.

Se coloca un bizcocho y sobre él se echa una capa de nata, como de un dedo de gruesa y después se coloca encima el otro bizcocho.

Ya sólo nos falta hacer el recubrimiento. Éste tipo se llama escarchado, y queda bastante firme pero sin llegar a ser tan duro como el chocolate. Hay que fundir la mantequilla con el chocolate al baño María, y cuando esté fundido se aparta del fuego. Cuando haya enfriado un poco se echan las yemas, el azúcar y dos cucharadas de agua, y se mezcla bien.

Una vez que veamos que empieza a volverse más sólido se echa por encima del pastel recubriéndolo por todos lados. Y si sobra algo pues se puede comer que está riquísimo.


Hay que meter el pastel en la nevera para que endurezca el recubrimiento y no se derrita la nata. Ya veréis qué rica está.




¡Que tengáis buen fin de semana!

jueves, 15 de abril de 2010

TORRIJAS DE VINO Y TORRIJAS DE LECHE

Teníamos pendiente de publicar ésta receta. Para aquel que no lo sepa, las torrijas son un postre muy típico de España que se suele hacer en época de Semana Santa, aunque hemos leído que antes se hacía más en el periodo de Cuaresma. Todos los años hacemos, aunque éste año las hicimos un poco más tarde, la semana pasada, aprovechando que venían unos tíos nuestros, y como sabemos que les encantan pues las hicimos.

La mayoría de los que tenéis blog ya las habéis publicado, y si os fijáis, más o menos se hacen igual, pero siempre hay algún detalle que diferencia unas recetas de otras y que les da ese toque personal.
La receta nos la ha enseñado nuestra madre, que a su vez la sacó hace muchos años de un conjunto de libros de cocina llamado “La cocina paso a paso” (los libros tienen más de 30 años). Nos tiramos un día horas viendo recetas porque están muy bien.

Las torrijas más conocidas son las de leche, pero hay muchos tipos, por ejemplo las de vino, almíbar,… y vimos en la tele que en un sitio hasta las hacían de frambuesa. Nosotras de momento hemos aprendido a hacer de las típicas, de dos tipos, de vino (no aptas para niños) y de leche. Aquí va nuestra receta:

TORRIJAS DE VINO


INGREDIENTES

- 1 barra de pan del día anterior
- ½ litro de vino blanco
- 3 huevos
- 400 gr. de azúcar
- 350 ml. de agua
- Aceite de oliva para freír

PREPARACION

Primero hacemos el almíbar. Para ello echamos en un cazo 250 gr. de azúcar y lo ponemos a fuego medio removiendo sin parar hasta que coja un color dorado. No tiene que llegar a hacerse caramelo líquido. Apartamos del fuego y echamos el agua, pero con mucho cuidado porque salta. Volvemos a poner al fuego y lo calentamos hasta que se disuelva bien y quede como en la foto:


Lo reservamos.

Ahora mezclamos en un recipiente el vino con el resto del azúcar (150 gr, más o menos 5 cucharadas) y lo calentamos un poco para que se disuelva bien.

Cortamos el pan en rebanadas de un dedo y medio de espesor:


Mojamos de una en una las rebanadas por las dos caras en la mezcla de vino y azúcar. Y una vez que estén todas mojadas batimos los huevos, las rebozamos y las vamos dejando escurrir un poco en un plato:


Calentamos el aceite, las freímos por las dos caras y las sacamos a un plato o bandeja con un papel absorbente debajo para que escurran el aceite sobrante:


En la foto podéis ver que hay media cáscara de huevo dentro de la sartén, es un truco para que no se llene de demasiada espuma al freír, y también echando un par de palillos de madera.

Por último mojamos de una en una las torrijas en el almíbar que habíamos hecho.


Para darle un mejor sabor aún se le puede echar un poco de azúcar mezclado con canela por encima. Hay que comerlas frías o templadas:



TORRIJAS DE LECHE

INGREDIENTES

- 1 barra de pan del día anterior
- 1 y ½ litro de leche
- Azúcar al gusto
- 2 ramas de canela
- La piel de 1 limón
- 3 huevos
- Aceite de oliva para freír

PREPARACION

El proceso es muy parecido a las de vino pero con diferentes ingredientes.

Ponemos en una cacerola 1 litro de leche con las dos ramas de canela, la cáscara del limón (cortarla con el menor trozo blanco posible) y 6 u 8 cucharadas de azúcar. Calentarlo y removerlo, y dejarlo cocer a fuego lento un par de minutos para que la leche coja sabor. Probarlo por si hiciera falta añadir más azúcar. Apartar del fuego y dejar reposar.


Cortar la barra de pan en rebanadas de un dedo y medio de grueso.
En un recipiente calentamos un poco medio litro de leche con 6 cucharadas de azúcar, y cuando se disuelva bien mojamos las rebanadas de pan.

Batir los huevos y rebozar las rebanadas de pan. Ir dejándolas sobre un plato.
Calentar el aceite y freírlas por las dos caras hasta que estén doradas. Cuando se saquen del aceite ir dejando en un plato con papel absorbente debajo.

Por último, mojar las torrijas en la leche que habíamos preparado al principio con la canela y el limón:


Por cierto, la leche esa queda muy rica así que ni se os ocurra tirarla después.
Ahora sólo falta la mejor parte, comérselas.

lunes, 5 de abril de 2010

VIAJE A GRECIA


Viaje hecho por Paloma (mientras Laura se quedaba estudiando).

Cuando se tiene amigos en otros países (en este caso mi amiga Esther, que está de Erasmus) hay que aprovechar e ir a visitarlos. Así que después de tantos meses planeándolo por fin llegó el día en el que fui a Atenas.

Estuve 10 días, por lo que dio tiempo para visitar muchísimas cosas y probar todo tipo de comidas.
Antes de empezar a hablar de su gastronomía me gustaría decir un par de cosas. Tengo que decir que la gente griega por lo general es bastante simpática y amable. También he de advertir que si alguien piensa visitar Grecia y tiene miedo a los perros lo va a pasar bastante mal porque hay muchísimos perros callejeros por todos lados (incluso alguno loco que persigue a los coches en marcha para morder las ruedas…). También hay muchísimas palomas por todos lados, no había visto yo tantas en una ciudad. Y hay que ir con cuidado porque hay demasiados ladrones que tienen la costumbre de adueñarse de cosas que no les pertenecen, vamos, agarrada al bolso todo el día. Y como curiosidad me fijé que en casi todos los edificios, por muy viejos que fueran, había paneles solares, a ver si aprendemos.

Bueno, dejo ya de irme por las ramas y empiezo a hablar de la gastronomía griega desde mi punto de vista. Seguramente me equivoque al poner algún nombre o mis explicaciones no sean muy buenas, pero tampoco se puede aprender demasiado en 10 días…

BEBIDAS

Quizás una de las más conocidas sea el Ouzo, tiene bastante graduación por lo que es fuerte, es de color transparente y el sabor es parecido al anís:


Tienen varias marcas de cerveza como la Mythos, ALFA (se lee alfa) o Vergina, aunque yo no las probé porque no me gusta la cerveza. Lo que sí probé fue la Retsina, que es vino blanco típico de allí. Está bueno.

Y si hablo de las bebidas no me podía faltar el Frapé. Si caminas por la calle a cualquier hora es fácil que veas a alguien con un frapé en la mano. Es un tipo de café que toman allí, y según vi mientras me lo preparaban, se hace de la siguiente forma: se echa una o dos cucharadas de Nescafé, azúcar al gusto y un poco de agua y se bate con una especie de varilla especial. Después se echan un par de hielos, leche y otro poco de agua. Queda un café frío y muy rico:


COMIDA

Lo primero de lo que voy a hablar se llama Koulouri, y como podéis ver es una rosca de una masa parecida a pan que no se queda dura del todo y cubierto de sésamo:


Se puede comprar por toda la ciudad en éstos puestos y no cuestan mucho. A mí me costó sólo 50 céntimos:


Otra cosa que se encuentra en muchos sitios y a veces en puestos por la calle son los Souvlakis, que se parecen a los pinchos morunos de aquí. Suelen ser de cerdo o pollo hechos a la brasa y después impregnados con especias. Te los suelen servir con un trozo de pan normal o de pita. Deliciosos:


El plato estrella de comida rápida es el Pita Gyros, y consiste en un pan de pita relleno de carne en trozos, tomate, cebolla, patatas fritas y Tzatziki (salsa hecha con yogur, pepino y ajo principalmente y muy común allí):


Quizás uno de los platos más conocidos sea la Moussaka, es parecido a la lasaña y está rellena de carne picada y berenjena principalmente:


Y no podía faltar el queso Feta, claro. Muchos platos llevan éste tipo de queso entre sus ingredientes, y a mí que me encanta el queso me gustó mucho el Feta también.


Lo siguiente es de cuando comimos en la isla de Poros, que nos pedimos una bandeja de marisco, y nos pusieron calamares, pulpo, pescaditos y mejillones:


Hay varias cosas de las que no tengo foto pero que también probé en un bar al que fuimos más de 10 personas. Valeriano, el dueño, nos puso de comer de todo, como ensalada griega (lechuga, aceitunas, pepino, queso feta, tomate, cebolla y aliño), Saganaki (queso frito) o Keftedes (albóndigas de carne).

POSTRES

Los postres que tienen allí son una perdición. Hay bastantes pastelerías. Por ejemplo, vas caminando por la calle y ves el siguiente escaparate y lo menos que haces es pararte a que se te caiga un rato la baba:


O también éstos puestos de fruta, que hay un montón por toda la ciudad. Me resultó raro ver las fresas tan amontonadas:


Yo probé varios postres, pero no se me los nombres. Me contaron que son muy parecidos a los postres turcos, y están hechos con muchos frutos secos, miel (la mayoría son muy pegajosos),… Aunque foto tengo sólo de éstos dos. La primera estaba hecha como de hojaldre con una especie de crema de limón. Y el segundo me encanta, por encima tiene como fideos de pasta duros y debajo es una pasta parecida al cabello de ángel (no me gusta el cabello de ángel pero eso sí) con frutos secos troceados por dentro:




Y tampoco podía faltar el yogur griego. Había tarrinas hasta de 1kg pero me pareció demasiado arriesgado para traerlo en la maleta así que traje un par de 200 gr. que es la medida que hay allí:


En cuanto al yogur, hay varios tipos dependiendo del porcentaje de materia grasa. De 2%, 3,85% (el de la foto) y 10%. Yo creo que el mejor es el del medio, porque me contaron que el de 10% era muy muy espeso.

Para terminar la publicación os pongo unas fotos que hice. Personalmente me pareció mucho más bonito cuando visitamos la isla de Poros y la costa que la capital, pero para gustos colores.






Espero que os haya gustado y que tengáis la oportunidad de visitar Grecia algún día.

viernes, 2 de abril de 2010

BATIDO DE FRESAS Y PLATANO

Ya estamos de vuelta después de tantos días sin publicar. No hemos podido poner nada antes porque no hemos tenido tiempo. Laura acabando el trimestre y Paloma de vacaciones en Grecia (dentro de poco habrá una entrada sobre el viaje a través de la gastronomía de allí). Así que perdonad si no hemos comentado vuestras recetas últimamente, en cuanto tengamos un ratillo las echaremos un ojo.

Pero ya volvemos al mundo recetil con algo muy sencillo y rápido, y que seguro que muchos de vosotros habéis hecho alguna vez, o al algo parecido.

La época de fresas (o al menos la época en la que es accesible comprarlas) no es muy larga, pero en casa nos ponemos morados (en este caso sería rojos ¿no?) porque nos encantan. Se pueden preparar de infinitas formas, con azúcar, zumo de naranja, nata (nuestra preferida), en batido…


INGREDIENTES

- 1 plátano
- 1 ó 2 galletas María
- 4 fresas
- 1 vaso de leche
- Azúcar al gusto

PREPARACION

Poner todos los ingredientes en un recipiente (las fresas y el plátano troceados) y echar las galletas lo último. Batirlo todo muy bien.


Es mejor tomarlo nada más acabar de hacerlo.

Para acabar tenemos que agradecer a Textu del blog Entre pucheros y recetas por dedicarnos el premio Sunshine award:


Se lo tendríamos que dedicar a otros blogs, pero se lo dedicamos a todo el mundo que nos sigue y nos visita y a tod@s los que tenéis blogs de cocina, que sólo con el trabajo que lleva os lo merecéis.

Esperamos que os lo estéis pasando muy bien en esta Semana Santa.
Related Posts with Thumbnails