domingo, 30 de mayo de 2010

ARROZ KU-BAK CON GAMBAS Y POLLO

Estamos seguras de que la mayoría de vosotros alguna vez habéis querido saber la receta de muchas de las comidas que cocinan en los restaurantes chinos. Nosotras también. La verdad es que tienen los secretos muy bien guardados y no sueltan prenda. Al parecer las cosas que cocinan aquí no tienen nada que ver con las que comen en China, así que opinando sobre la comida china occidentalizada tenemos que decir que nos encanta.
Esperemos que la mafia china no nos busque por intentar averiguar sus recetas.

Hoy os traemos una receta que es de las que más nos gustan y que después de una búsqueda por Internet y algunas modificaciones propias, hemos conseguido que se parezca y mucho al delicioso arroz Ku-bak que hacen. Sí, ese que traen siempre en una fuente negra muy caliente.

El arroz que se usa es especial y lo encontramos en una la tienda de productos orientales que hay en Madrid, en la esquina del edificio pegado al centro comercial Príncipe Pío. Y venía de una forma muy curiosa, como en bloques (ya veréis la foto en los ingredientes). También se puede hacer en casa según hemos leído con un proceso bastante largo de cocción, horneado y después frito, pero no lo hemos probado a hacer.

Aquí va la receta:


INGREDIENTES para 2 personas

- 1 zanahoria
- ½ cebolla
- ½ calabacín
- 1 filete de pechuga de pollo cortado en tiras
- 8-10 gambas
- Aceite de sésamo (de girasol si no tenéis)
- 2 cucharadas salsa de soja
- 1 y ½ vaso de caldo de pollo
- 1 cucharada de harina de maíz (Maizena)
- 60 gr. de arroz especial instantáneo




PREPARACION

Cortar en daditos (de 1 cm de lado aproximadamente) la zanahoria y el calabacín, y la cebolla en tiras finas.
Echar en una sartén pequeña aceite de sésamo. La cantidad varía del tamaño de la sartén, pero al menos para que cubra el fondo. Cuando esté caliente echar la cebolla, la zanahoria y el calabacín y tenerlo a fuego medio hasta que esté pochado. Sabremos que está porque la cebolla se queda transparente y el calabacín y la zanahoria blandos.

Lo sacamos de la sartén escurriéndolo bien y reservamos. En la misma sartén con el mismo aceite hacemos el pollo y después las gambas.


Lo de freírlo en aceite de sésamo es por el sabor tan peculiar que le da. Es bastante fuerte por lo que el aceite sobrante no lo echaremos en los siguientes pasos. Cuando esté todo hecho lo ponemos en una sartén grande o en un Wok a fuego medio.
En un vaso mezclamos la salsa de soja con la Maizena y lo añadimos a la sartén, removemos bien y después echamos el caldo.


Una vez empiece a cocer echamos el arroz (si lo compráis en bloques como el nuestro desmenuzarlo primero):


Y en un par de minutos, a la vez que se espesa el caldo se hará el arroz, estará listo para comer.


Este tipo de arroz no necesita casi nada de tiempo para que se ablande pero antes de quitarlo del fuego es mejor probarlo por si estuviera duro y hubiera que dejarlo más tiempo. También se le puede añadir más caldo si se espesa demasiado. Este proceso es para el arroz que compramos, a lo mejor existe otro tipo de arroz que necesita otro proceso.

Por último os ponemos una foto de otra receta china que hicimos hace poco también. Se trata de Ternera con pimientos y no ponemos receta porque la hicimos tal cual la vimos en el blog Vamos a cocimar. Pasáos por él porque merece la pena y además Mar hace unas tartas fondant y unos cupcakes preciosos:

domingo, 23 de mayo de 2010

BROWNIE ESPECIAL

Seguro que con el calor que está haciendo lo que menos os apetece es encender el horno por el calor que da, pero os aseguramos que merece la pena encenderlo para hacer éste estupendo Brownie.
Qué poquito ha durado la operación bikini por el blog, ¿verdad? Aunque está totalmente justificado, que lo sepáis. Ahora empieza la época de exámenes, trabajos finales y estrés, y para que el cerebro trabaje bien hay que darle un poquito de chocolate de vez en cuando, y chocolate es algo que no le falta precisamente a éste Brownie.

Lar receta la hemos sacado de un mini libro llamado 101 delicias de chocolate y en él se llama “Los mejores brownies”. Al ponerle este nombre no iban mal encaminados porque está buenísimo (los que lo han probado lo pueden corroborar). Además no lleva trozos de nuez, sino que en su lugar lleva trocitos de chocolate.

Aquí va la receta:


INGREDIENTES para un molde de unos 20x30cm.

- 185 gr. de chocolate fondant
- 185 gr. de mantequilla cortada en tacos
- 3 huevos
- 275 gr. de azúcar moreno
- 85 gr. de harina
- 40 gr. de cacao en polvo
- 100 gr. de chocolate con leche en trozos pequeños

PREPARACION

Encender el horno a 175º.

Fundir el chocolate y la mantequilla, mezclarlo bien y dejarlo enfriar un poco.
En otro recipiente batir los huevos con el azúcar y después añadir la mezcla de chocolate y mantequilla, mezclándolo sin moverlo demasiado.

Ahora hay que tamizar la harina y el cacao en polvo sobre lo anterior y mezclarlo hasta que no queden grumos, en ese momento hay que añadir los trocitos de chocolate con leche y remover un par de veces para que se repartan bien.

Hay que untar con mantequilla o poner papel vegetal en el molde que lo vayamos a hornear y después verter en él la masa.

Se mete al horno a media altura calentando a 175º por arriba y abajo durante 40 minutos y a partir de ese tiempo hay que vigilarlo cada poco tiempo y sacarlo cuando la costra que se forma arriba se empiece a dorar.

Hay que esperar a que se enfríe para comerlo, aunque será difícil esperar porque huele demasiado bien.


Seguramente muchos de vosotros estéis esperando, al igual que nosotras, a que dentro de unas horas llegue el estreno mundial del capítulo final de la serie Lost. A ver qué sorpresas nos han preparado.

miércoles, 19 de mayo de 2010

DONUTERA Y OTROS REGALOS

Últimamente hemos recibido algunos regalos gastronómicos y os los queríamos enseñar.

El primero es una máquina para hacer mini-donuts. Si es la primera vez que lo oís tranquilos porque nosotras no lo habíamos visto ni oído nunca, hasta que se lo regalaron a Laura unos tíos y primos nuestros por su cumple. De esto hace ya unas cuantas semanas pero hemos estado esperando hasta hacerlos para poner fotos y que vierais el resultado. Es similar a una sandwichera pero con huecos redondos para que se hagan los donuts:


Desde luego es muy original y salen riquísimos. No son los típicos donuts, sino que se quedan esponjosos, como la textura de las tortitas y lo mejor es que no están fritos. Sólo hay que hacer la masa con la receta que te viene, llenar la parte de abajo y en 3 minutos se hacen. Además vienen 3 tipos de receta, los básicos (que son los que hicimos), de yogurt y light. Mirad qué bien y cuántos salieron:


El siguiente regalo son unas tazas y cucharas medidoras que se las regaló a Paloma una amiga americana. Si os fijáis bien en la foto veréis que las tazas son plegables, muy útiles para guardarlas sin que ocupen demasiado hueco. ¿Habíais visto antes unas así? porque nosotras no.


Y por último, pero no menos importante, un libro que nos regalaron unos amigos la semana pasada de la cocina tradicional de Galicia. Según nos contaron es un libro muy típico de allí que pasa de generación en generación. Estamos deseando hacer alguna receta de las que vienen, así que en cuanto la hagamos la pondremos:


Muchas gracias a todos por los regalos y que sepáis que les estamos dando o daremos muy buen uso.

¿Qué os han parecido los regalos?

jueves, 13 de mayo de 2010

LASAÑA DE CALABACIN Y BERENJENA

Después de poner tantas recetas dulces seguidas y con un poco de miedo a que le salga colesterol al blog, hoy os traemos una receta estupenda y fabulosa, como diría una amiga.
Ni más ni menos que una lasaña apta para vegetarianos, operación bikini y todo lo que se os ocurra. Os recordamos que también tenemos en el blog otra lasaña, que justamente fue nuestra primera entrada, Lasaña Vallecana (de carne y verduras), y ambas son fáciles de hacer y están muy ricas.

Esta receta está sacada de un libro llamado Pasta (un poco modificada), esos típicos que venden en la Fnac o La casa del libro a muy buen precio, y que siempre que vamos dan ganas de comprarse la estantería entera.

Aquí va la receta:


INGREDIENTES para unas 4 personas

- 2 berenjenas medianas
- 2 calabacines medianos
- 1 bote de tomate natural triturado o frito
- 9 láminas de pasta verdes
- 4 lonchas de queso mozzarella
- Aceite de oliva
- Bechamel
- Queso rallado

PREPARACION

Primero hay que pelar el calabacín y la berenjena y después cortarlos en rodajas finas.
Hay que colocar las rodajas de berenjena en un colador, echarlas un poco de sal y dejarlas unos 20 minutos ahí para que suelten el agüilla (también conocido como dejarlas sudar). Pasado ese tiempo se lavan y se secan con papel de cocina.

Ahora echamos un poco de aceite en una sartén y rehogamos por tandas todas las rodajas de calabacín y berenjena por ambos lados hasta que se doren un poco. Al ir sacándolos les echamos un poco de sal.
Mientras tanto vamos cociendo las láminas de pasta según nos indique el envoltorio.

Encendemos el horno a 220º.

Cogemos el recipiente donde la vayamos a hacer (que se pueda meter al horno, claro) y ponemos una capa de láminas de pasta, calabacín, berenjena, queso y tomate en ese orden:




Y repetimos ese proceso otra vez, poniendo encima como última capa otra de láminas de pasta. Sobre la pasta echaremos la bechamel y después una capa de queso rallado.
Metemos la lasaña al horno a 220º a media altura calentando por arriba y abajo hasta que se dore la capa de arriba (unos 20-30 min).
Hay que comerla caliente.

jueves, 6 de mayo de 2010

GALLETAS DE MANTEQUILLA CON FORMA DE BOTÓN

Este fin de semana nos quedamos solas en casa y cada vez que eso ocurre aprovechamos para dedicarnos a cocinar algo nuevo. Esta vez tocó estas deliciosas galletas, nos gustó muchísimo la idea de hacerlas con forma de botón que vimos hace unos meses en el blog Kanela y limón, pero la receta de la masa es diferente, la cogimos de un libro llamado El gran libro de la cocina. Son unas galletas muy populares y seguro que las habréis visto en varios blogs. No tienen mucha dificultad, pero hay que tener cuidado al darles forma porque al llevar mantequilla se deforman con mucha facilidad. Pero para que esto no pase ya veréis el método que se le ocurrió a Laura en la receta.

Salen bastantes por lo que Laura aprovechó para llevar a sus compañeros de clase y les gustaron tanto que desaparecieron enseguida. Eso sí, avisamos de que si hacéis éstas galletas deberíais ser buenos y repartir, porque si se os quedan en casa cada vez que paséis al lado no vais a poder resistir la tentación de coger al menos una. Advertidos quedáis.

A parte de las galletas también hicimos una tarta que nos encargó una conocida, fue nuestro primer encargo y nos pusimos contentísimas.


INGREDIENTES

- 350 gr. de harina normal
- 100 gr. de azúcar glass
- 250 gr. de mantequilla
- 1 cucharadita de leche
- 1 cucharadita de aroma de vainilla
- Colorantes alimenticios

PREPARACION

Precalentar el horno a 175º.

Tamizar la harina en un recipiente, añadir el azúcar y mezclarlo. Partir la mantequilla en trozos pequeños y añadírselo. Mezclar todo bien. Se quedará una masa como desmigajada, por lo que hay que echarle una cucharadita de leche y volverlo a mezclar. Si vemos que queda una masa uniforme ya estará acabada, pero si sigue estando un poco seca habrá que añadir más leche poco a poco.

Para que la masa coja color echamos un par de gotas de colorante:


Una vez que tengamos la masa acabada del todo hay que meterla un rato en la nevera para que se enfríe y sea más fácil hacer las formas.

Ahora hay que extender un trozo de masa con el rodillo (el resto lo dejamos en la nevera) hasta que tenga un espesor de aproximadamente medio centímetro, o del grosor que queramos que sean las galletas. Una vez tenga grosor uniforme, hay que cortar círculos con el cortador redondo


Después con otro cortador de diámetro más pequeño hacer un poco de presión para que se quede marcado un círculo interior


Y por último hacer los agujeros del centro con alguna barilla o algo parecido. Nosotras por ejemplo utilizamos un pincho de esos para las brochetas metálico


El problema viene en que mientras hacemos todos los botones para llenar una bandeja los que hacemos primero se van derritiendo por la temperatura ambiente, y ahí es cuándo se le encendió la bombilla a Laura. Se la ocurrió poner la bandeja del horno sobre tres bandejas de hielos recién sacadas del congelador para que así se mantenga frío. (Lo hemos llamado El Método Laura, jajaja)


Meter la bandeja con las galletas (no hace falta separar mucho unas galletas de otras porque no aumentan casi de tamaño). Y hornearlas con el horno a 175º calentando por arriba y abajo durante unos 12-15 minutos o hasta que veamos que se empiezan a dorar. Por si acaso sacar una y partirla por la mitad para ver si están hechas.

Podéis hacerlas también de varios colores o con otras formas:


Si las metéis en un Tupperware se conservan muy bien durante unos cuantos días. La última se acabó 5 días después de hacerlas y seguían igual de ricas. Mirad todas las que salieron




Ah! Casi se nos olvida. Hemos leído que Pepekitchen organiza un concurso de galletas, así que con ésta receta nos presentamos:


El premio lo da la tienda Caprichos de cocina y nos ha gustado mucho lo que sortean, así que a ver si tenemos suerte :-)
Related Posts with Thumbnails