lunes, 28 de junio de 2010

VII CONCURSO DE TAPAS EN SEGOVIA


Desde el día 23 al día 30 de junio es la semana de las tapas en Segovia y Paloma estuvo este fin de semana dando cuenta de ello.
Consiste en un concurso en el cual participan 37 restaurantes o bares, haciendo cada uno de ellos una tapa y el precio de cada tapa es de 1,50 euros. Por lo que te puedes ir dando una vuelta por Segovia y entrando a los locales participantes. Eso sí, con unas tres o cuatro se come bien porque además al pedir bebida siempre te ponen un pinchito.

Son muy recomendables y están muy bien explicadas las tapas y los restaurantes donde las ponen en un mapa que puedes coger en cualquier bar.

Aquí van unas pocas fotos con unas cuantas tapas. Algunas son cortesía de unos amigos segovianos que fueron otro día a probar más:

Tapa nº 4: Berenjena empanada sobre pan de cereales con crema de queso de Burgos dentro. Acompañada con una mini rebanada de mousse de espárragos y almendras tostadas


En el mismo bar había un dibujo explicativo muy chulo


Tapa nº 8: calabacín relleno de carne, jamón ibérico, aceitunas negras, y recubierto de bechamel con queso gratinado.


Tapa nº 16: medallones de solomillo ibérico al regaliz sobre costrón de pan de Segovia cubierto de cebolla frita


Tapa nº 19: Crepe relleno de boloñesa de pollo sobre crujiente de cebolla y salsa a la pimienta


Tapa nº 21: rulo de queso de cabra sobre confitura de tomate, regada con aceite a la esencia de albahaca


Tapa nº 24: tosta de salmorejo con crujiente de jamón, crema de queso de cabra y gelatina de vino Tierra de sabor


Podrían hacer más a menudo lo de las tapas y en más sitios, ¿verdad?

jueves, 24 de junio de 2010

PISTO MANCHEGO

Ya llegó el verano, estamos empezando a pasar calor y los campos que estaban verdes empiezan a ponerse de color marrón claro. Por lo visto este año va a ser bastante caluroso así que hay que irse mentalizando.

La receta de hoy la hemos preparado en casa muchas veces y es muy conocida en España. Este pisto es manchego total porque además está hecho en Castilla la Mancha.

Para todo aquel que no lo sepa, el pisto es un conjunto de verduras pochadas y después rehogadas con salsa de tomate. Se suele hacer con los mismos ingredientes en la mayoría de sitios, a veces añadiendo alguno más. Y la forma de comerlo es muy variada. En casa lo comemos frío sobre un trozo de pan tostado, o como acompañamiento de un filete, o simplemente a cucharadas porque está riquísimo. En muchos sitios lo comen frío o también caliente con un par de huevos fritos o con jamón serrano por encima.

Como veréis se puede aprovechar de muchas formas y aguanta muy bien unos cuantos días en la nevera. Exactamente el número de días no lo sabemos porque en nuestra casa no dura mucho y en unos tres días se suele acabar.

Por cierto, a partir de ahora vamos a añadir en todas las recetas el tiempo aproximado que se tarda en hacerlas, porque lo habíamos pensado hace tiempo pero nos lo comentó el otro día una amiga y ya sí que nos hemos decidido a ponerlo, que siempre viene muy bien saber cuándo empezar a hacer una receta para programar bien el tiempo.

Aquí está la receta:


INGREDIENTES

- 2 cebollas
- 1 calabacín mediano
- 1 pimiento verde
- 500 g. de tomate natural triturado
- Aceite de oliva

PREPARACION

Tiempo aproximado de preparación: 30 minutos

Cortar la cebolla en trozos pequeños, como en cuadrados de 1 cm. Echarla a una sartén con la base cubierta de aceite y hacerla a fuego medio moviéndola con frecuencia. Pasados unos minutos, cuando empiece a ponerse un poco transparente echar el pimiento cortado en trozos igual de pequeños. Seguir moviéndolo y unos 5 minutos después echar el calabacín en trocitos pequeños, como cubitos de 1 cm de lado y mantenerlo a fuego medio.
Cuando lo probemos y esté casi blando, añadir el tomate y dejar unos 10 minutos cociendo a fuego lento. Si vemos que tenía mucho aceite, antes de echar el tomate escurrirlo.
Retirar del fuego y comerlo caliente o frío.

Nuestra recomendación es que si se quiere comer como guarnición es mejor caliente, y sobre pan, frío.

viernes, 18 de junio de 2010

QUICHE DE CEBOLLA

Es la primera vez que hacemos una Quiche, y eso que nuestra madre llevaba muchísimo tiempo diciendo que a ver cuándo le hacíamos una, así que se nos ocurrió hacerla ayer para dar una sorpresa.

Quedó buenísima y ya tenemos ganas de hacer otras variedades. La cebolla le da un toque dulce muy rico. Eso sí, os recomendamos que uséis el mismo método que utilizamos en casa cuando hay que partir mucha cebolla (en esta receta hay que partir 1 kilo). Simplemente nos ponemos unas gafas de bucear, pero de las que tapan la nariz también. Sí, igual no estás muy guapo al cortarla, pero al menos no lloras tanto como si hubieras visto Titanic o El diario de Noa.

Laura ya ha terminado los exámenes, así que a partir de ahora empezaremos a cocinar con más frecuencia. Muchas gracias a todos por los mensajes de ánimo en esta recta final, de verdad que nos hacen mucha ilusión.

Aquí va la receta, sacada del libro La cocina paso a paso pero con unas cuantas variaciones:


INGREDIENTES

Para el relleno:
- 1 Kg. de cebollas
- 100 gr. de mantequilla
- 200 gr. de queso emental en lonchas
- 100 gr. de jamón York en trozos
- 125 ml de leche evaporada (usamos Ideal)
- 4 huevos
- Sal, pimienta y nuez moscada al gusto

Para la masa:
- 250 gr. de harina
- 125 gr. de mantequilla
- 4 cucharadas de gua
- Una pizca de sal

PREPARACION

Primero preparamos la masa, mezclando la harina con la mantequilla cortada en trozos pequeños, las 4 cucharadas de agua y la pizca de sal. Amasamos bien y dejamos la masa reposar en forma de bola en un recipiente tapado con un trapo unos 30 minutos.

Mientras reposa la masa pelamos las cebollas y las cortamos en tiras. Una vez cortadas todas ponemos una sartén grande al fuego con la mantequilla y cuando se derrita echamos toda la cebolla. Hay que rehogarlas hasta que estén blandas, unos 15-20 minutos, moviendo cada poco tiempo porque al ser tanta cantidad hay que intentar que se hagan a la vez.

Encender el horno a 180º.
Cuando la masa haya reposado se estira y se coloca en un molde redondo, pinchando la base con un tenedor como se ven en la foto:


Meter al horno calentando por arriba y abajo a 180º durante 15 minutos.

Una vez saquemos la base del horno colocamos sobre ella una capa con el jamón York cortado a trocitos, luego una capa de queso cortado en lonchas y por último la cebolla.

En un recipiente mezclamos los huevos con la leche y añadimos la sal, pimienta y nuez moscada y movemos bien. Después hay que echarlo por encima de la cebolla bien repartido.


Meterlo en el horno sobre una rejilla a 180º calentando por arriba y abajo durante unos 30 minutos o hasta que veamos que se empieza a dorar por arriba.


Hay que comerla calentita, al poco de salir de horno. Aunque hemos probado de la nevera y también estaba muy rica. Si sobra, en cuanto se enfríe meterla en la nevera porque con estos calores al llevar huevo y leche se pondría mala enseguida.

Tiene ese color tan amarillo porque está hecha con huevos de corral recién puestos que nos dan unos vecinos.

Por cierto, nos ha sobrado medio bote de leche evaporada. ¿Alguna recomendación de receta para usarla?

jueves, 10 de junio de 2010

FALAFEL

Últimamente no tenemos tiempo para cocinar, pero esta receta ha sido una excepción. Dentro de poquito ya pondremos recetas con más frecuencia porque Laura acaba la semana que viene los exámenes y Paloma entrega el proyecto a principios de julio.

Los falafels lo conoceréis seguramente por haberlos comido alguna vez en un restaurante turco, sí, es eso que te ponen 3 piezas en el plato degustación para 2 personas (qué más les daría poner 4 y así no habría peleas). Y si no lo conocéis os diremos que están hechos de garbanzos pero que de sabor no parece que lleven.

Pensaréis que nos hemos abonado a las recetas raras y de otros países, pero la verdad es que ésta receta surgió ayer sobre la marcha. Resulta que llevábamos tiempo queriéndolos hacer y justo ayer hizo nuestra madre cocido madrileño para comer (le sale buenísimo) y sobraron garbanzos. Se nos ocurrió la feliz idea de usar esos garbanzos para hacer falafels para cenar. Nos pasó como a los científicos, que hasta que les sale un invento les suelen salir cosas raras. Seguimos la receta del libro pero usando los garbanzos del cocido, y nos salió una pasta que se dejaba dar forma, pero que al meterla en la sartén se desintegraba. Lo echabas y cuando le ibas a dar la vuelta había disminuido su tamaño a la mitad y la consistencia era blanda. Vamos, un desastre en toda regla. Llegamos a la conclusión de que no se pueden hacer con garbanzos cocidos.

Como no nos rendimos tan fácilmente, por la noche dejamos garbanzos en remojo y hoy los hemos hecho para comer. Esta vez sí han salido bien. Además es una receta que se tarda muy poco en hacer, es apta para vegetarianos y está muy rico.

Aquí está la receta, un poco modificada, cogida del libro Cocina oriental de Blume:


INGREDIENTES

- 200 gr. de garbanzos
- ½ cebolla
- ½ diente de ajo
- 4 cucharadas de pan rallado (unos 40 gr.)
- Un ramito de perejil fresco
- 1 cucharada de aceite
- ½ cucharadita de comino molido
- ½ cucharadita de sal
- Pimienta negra molida

PREPARACION

Hay que dejar los garbanzos en remojo con abundante agua (porque aumentan de tamaño) la noche anterior a cuando lo vayamos a hacer.

Los sacamos del agua y los dejamos en un colador un par de minutos para que escurran.
Mientras vamos cortando en trozos pequeños la cebolla y el ajo.

Metemos la cebolla, el ajo y los garbanzos en la picadora. Con un par de vueltas vale, cuando se haga trozos muy pequeñitos. En un bol mezclamos la masa de la trituradora con el pan rallado y el aceite y después añadimos el perejil fresco picado, el comino, la sal y la pimienta y lo movemos bien.
* En la receta original venía también con Cilantro, pero como no teníamos no echamos.

Con la mano formamos bolas y las aplastamos, formando una especie de medallones de unos 4 o 5 cm de diámetro. Si vemos que se desmigaja mucho al hacer la bola añadimos un poco más de pan rallado.

Por último hay que freírlo en una sartén o en la freidora hasta que se dore.

Os ponemos una foto con las formas en las que lo hemos hecho:

Related Posts with Thumbnails