jueves, 31 de marzo de 2011

BRÓCOLI CON QUESOS Y NUECES

Con tanta receta dulce ya nos pedía el blog una receta salada. Si habéis visto la foto de la receta está claro que estaréis de acuerdo en que no es para nada una receta fotogénica, y os damos la razón. Pero como decían en una película, la belleza está en el interior, o en este caso, en el sabor.
Una cosa muy graciosa relacionada con la receta es que a nuestro abuelo le encanta, y la primera vez que lo comió dijo: “Qué rico estaba el chócoli”, sí, le cambió el nombre y se quedó tan pancho, pero desde entonces siempre lo llama así, jajaja.

La receta la descubrió nuestra madre en una revista llamada Cocina Fácil hace unos cuantos años, y desde entonces la hace cada cierto tiempo. Tenemos que añadir que en la revista venía esta receta como relleno de canelones, que también hemos probado y salen muy ricos, pero no tenemos foto porque lo solemos hacer sólo.
En rasgos generales queda una textura pastosa con trocitos de queso medio derretidos que hacen una combinación muy buena.



INGREDIENTES

- ½ kg. de Brócoli (también llamado brécol o bróculi)
- 100 gr. de queso emental
- 200 gr. de queso fresco
- 50 gr. de queso en polvo parmesano
- 10 nueces troceadas


PREPARACIÓN

Empezamos cociendo el brócoli con agua o al vapor, durante 10-15 minutos, hasta que esté blando, escurrimos el agua que pueda tener y triturarlo con la batidora:




Ahora troceamos los quesos fresco y emental en forma de cubos no muy grandes y se lo añadimos junto con las nueces, mezclándolo bien.


Y por último añadimos el queso en polvo y movemos hasta que se reparta bien.


Este plato se debe comer caliente, así que unos minutos antes de la comida se puede calentar al fuego o bien en el microondas.
También se puede congelar en tarteras, que es lo que solemos hacer en casa porque sale bastante.

Por cierto, ¿sabéis qué? Tenemos un manzano plantado en una maceta desde hace 3 años, y este año ha sido el primero que ha florecido, ¿será signo de que tendremos manzanas? Mirad qué flores tan bonitas:

lunes, 21 de marzo de 2011

TARTA DE LECHE MERENGADA

Como seguramente os habréis fijado hemos cambiado el diseño del blog. ¿Qué os parece? Después de mucho tiempo queriendo cambiarlo al fin lo hemos hecho y al menos a nosotras nos ha gustado mucho el resultado.

La tarta de hoy la vimos hace unas semanas en el blog Just a little bite de Lydia y fue amor a primera vista. Nos encanta la leche merengada así que una tarta con ese sabor debía estar como mínimo riquísima. Como diría Sherlock Holmes, elemental mi querido Watson, la tarta estaba deliciosa. Y no sólo eso, sino que de 7 personas que fuimos el día que la hicimos, comimos todos y la mayoría repitieron.
Son todo ventajas, no necesita ser horneada, se tarda poco en hacer y es ligera porque se toma fría, así que puedes comer un trozo como postre después de la comida perfectamente.

La hicimos tal y como decía Lydia, con la única diferencia de que la leche merengada la hicimos nosotras en casa, no la compramos hecha.
Aquí tenéis la receta:


INGREDIENTES

- 400 ml de leche merengada
- 150 gr. de azúcar
- 2 sobres de cuajada
- 400 ml de nata para montar
- Galletas Digestive (usamos 14)
- Mantequilla (usamos 50 g)

Para hacer la leche merengada en casa:
- 400 ml de leche
- 2 o 3 trozos de cáscara de limón
- 1 rama de canela

PREPARACIÓN

Primero hacemos la leche merengada. Para ello ponemos a calentar en un cazo 400 ml de leche junto con los 150 gr. de azúcar, 1 rama de canela partida por la mitad y 2 o tres trozos de piel de limón (al cortarlo intentar no cortar muy profundo para cortar poco trozo blanco).


Cuando empiece a hervir dejar 5 minutos cociendo a fuego medio y luego apartar del fuego, retirar la cáscara de limón y dejar enfriar 10-15 minutos con la rama de canela aún dentro. Pasado ese tiempo se retira la canela en rama y se cuela por si hubiera trozos y ya tenemos hecha la leche merengada. También venden ya hecha la leche merengada en algunos supermercados como Mercadona o grandes superficies.

Mientras se enfría podemos ir haciendo la base de galletas de la tarta. Es muy sencillo, trituramos las galletas, lo mejor es usando una máquina picadora hasta que las galletas se hagan granos muy finos (de la textura del pan rallado más o menos).
Derretimos la mantequilla en el microondas hasta que esté líquida y la mezclamos con las galletas trituradas en el molde. Una vez esté bien mezclado se extiende por todo el fondo y se hace presión con la mano para que quede bien aplastado. Lo metemos a la nevera mientras preparamos la mezcla que irá por encima.


De los 400 ml de leche merengada separamos un vaso y lo dejamos aparte.
Calentamos en un cazo el resto de la leche merengada y la nata para montar (líquida, no hay que montarla). Si hubiéramos comprado la leche merengada hecha ahora abría que añadir también 150 g de azúcar, pero en nuestro caso se lo hemos añadido antes.
Por otro lado diluimos los dos sobres de cuajada en el vaso de leche que habíamos separado y cuando hierva lo anterior se lo añadimos, moviendo bien. En el momento en el que vuelva a hervir lo retiramos del fuego y lo echamos en el molde, sobre la capa de galletas.

Dejar enfriar dentro de la nevera durante 4 horas como mínimo y servir frío. Si por encima se echa canela en polvo está más rico.

Lo hicimos en un molde de 27 cm. de diámetro, pero si lo hacéis en uno más pequeño os quedará más capa blanca. Nos pareció que quedó muy bien con este grosor.
A la hora de decorarla espolvoreamos canela en sólo media porque siempre hay gente a quién no le gusta con canela.




¡Probadla porque merece la pena!

miércoles, 9 de marzo de 2011

CURSO DE CHOCOLATE Y BOMBONES

Como os contamos en la entrada anterior, el domingo fuimos a hacer un curso de Chocolate y bombones a un pueblecito de la sierra de Madrid llamado Valdemanco.
Vaya alegría nos llevamos cuando estábamos llegando con el coche porque estaba todo nevado. Mirad qué bonito paisaje:


El curso se imparte en El taller de las tradiciones, en su página web podéis ver todos los cursos que hacen, pero lo mejor es que no sólo son cursos de cocina, sino también de actividades que con el tiempo se acabarán perdiendo porque hay poca gente que se dedica a ello, por ejemplo cestería en mimbre, cosmética natural…
Como nosotras hicimos el de Chocolate y bombones vamos a contaros la experiencia, que recomendamos totalmente.

Cuando llegamos a Valdemanco el día pintaba muy bien, 10 de la mañana, un sol radiante y 9 horas de curso por delante, porque el horario de este curso es de 10 a 19 horas. Nos quedamos en el punto de encuentro con otras personas hasta que nos fueron a buscar y nos dirigimos al Taller donde se hacen los cursos. Está situado en la buhardilla de una casa muy acogedora, en la que ya nos esperaba Juan, que iba a ser el encargado de impartir el curso.


Fuimos en total unas 18 personas y la verdad es que pese a ser tantas horas no se nos hizo pesado, al contrario, lo pasamos muy bien porque a parte de que Juan es muy simpático, el resto de personas del curso eran muy participativas y nos reímos mucho.
Además a mediodía su mujer nos hizo muchas cosas de comida, entre ellas unas quiches, tortillas, macarrones, ensalada y más cosas, todas deliciosas.

El curso empezó con Juan enseñándonos los materiales que iba a utilizar durante el día y contándonos el origen del chocolate, desde el cacao. Por ejemplo, ¿sabíais que el cacao al principio es verde y va cambiando de color hasta tener color rojizo?


En ese punto es cuando se extraen los granos de cacao, como los de la siguiente foto:


También nos demostró cómo de los granos de cacao se puede llegar a hacer pasta de cacao de forma tradicional, con un objeto hecho de piedra volcánica procedente de Méjico llamado Metate.


Se calienta, se ponen encima Nibs (grano de cacao limpio troceado) y con una piedra volcánica se va moliendo. Al cabo de un rato y con mucha paciencia se obtendrá pasta de cacao:


Nos explicó la diferencia entre pasta de cacao, chocolate y cobertura. Básicamente al añadir azúcar a la pasta de cacao se obtiene chocolate, y si además se añade manteca de cacao se obtiene cobertura, que es con lo que se trabaja.

Probamos coberturas de diferentes países de origen, diferentes porcentajes de cacao, con leche y blanco. En un rato probamos algo así como 5 diferentes y los fuimos comentando.

Y entonces llegó el momento de aprender cómo manejar la cobertura y lo más importante, nos enseñó a Atemperar el chocolate. Hasta ese día no teníamos ni idea de qué era, ni siquiera lo habíamos oído. Os lo contamos:
Atemperar el chocolate consiste en someterlo a varias temperaturas para que cristalice y quede más brillante y crujiente. Esto se hace primero calentándolo al baño maría o al microondas hasta que esté a 50/53º, luego enfriándolo hasta los 28º y posteriormente calentándolo de nuevo hasta los 32º. Por eso cuando compréis bombones y no brillen será porque su cobertura no está atemperada.




Así es cómo nos enseñó a hacer bombones:

Se llena el molde y después se da la vuelta para que se quite el exceso. Se mete al congelador:




Se echa el relleno que se quiera sin llegar hasta arriba del todo, en este caso crema de licor. Se mete al congelador:


Se cubre y se mete al congelador hasta que se puedan desmoldar. Esto se sabrá cuando veamos que hay aire entre el molde y el bombón. Y para sacarlos… a dar golpes:




Estaban riquísimos:




También hizo hojas con sabor a after eight (el colorante iba incorporado en el molde), naranjines, tableta de turrón con arroz inflado y muchas más cosas:








Ahora es el momento de poner todo esto en práctica, así que en cuanto nos compremos un molde de policarbonato, empezaremos con los bombones, que tenemos muchos catadores apuntados a la lista de espera.


Al habla Paloma. Hoy es el cumpleaños de Laura y me gustaría felicitarla por aquí, ya que no es un cumpleaños cualquiera, hoy cumple… ¡¡¡18 AÑOS!!!
Sólo quería decirte que eres la mejor hermana del mundo mundial y que ya te me estás haciendo mayor. Parece que fue ayer cuando medías menos de un metro, parecías ricitos de oro y te tenías que subir a una banqueta para poder cocinar, y fíjate, ya en unos meses irás a la universidad. Sólo espero que sigas siendo tal y como eres porque no te cambiaría por nada del mundo.
¡¡¡MUCHÍSIMAS FELICIDADES!!!

jueves, 3 de marzo de 2011

BROWNIE CON GALLETAS OREO

Ya estamos a mitad de semana y estamos deseando que llegue el domingo porque nos vamos las dos a hacer un curso de chocolate y bombones gracias a unas personas que nos quieren mucho (¡muchísimas gracias!). Tenemos unas ganas enormes de aprender y poder practicar lo que aprendamos. Ya os contaremos.

Y ya que estamos hablando de chocolate, hoy nos apetecía poner una receta rechocolateada, éste Brownie con galletas Oreo. Es curioso pero siempre hemos hecho brownies menos comunes, porque nuestra especialidad es el Brownie especial con trocitos de chocolate (Pincha aquí para ver la receta) que está buenísimo, y el último que hemos probado ha sido éste con galletas Oreo.
La receta es de la chef inglesa Lorraine Pascale.

Y al final de ésta entrada os vamos a enseñar dos tartas fondant que hicimos la semana pasada para dos niñas guapísimas, Sonia y Alicia. Una es de Dora la exploradora y la otra de Bob esponja, a cada una le gustó mucho la suya.

Brownie con galletas Oreo


INGREDIENTES: lo hicimos en un molde de 20x30 cm.

-165g Mantequilla
- 200g Chocolate negro para fundir
- 3 huevos enteros
- 2 yemas de huevo
- 2 cucharaditas Extracto de vainilla
- 165g azúcar moreno
- 2 cucharadas harina normal
- 1 cucharadas de cacao en polvo
- Una pizca de sal
- 154g Oreos partidas en cuartos
- Azúcar glass para decorar

PREPARACIÓN

Precalentar el horno a 180ºC. Poner en el molde parel vegetal.

Fundir el chocolate y la mantequilla juntos y reservar.
Poner los 3 huevos y las 2 yemas en la batidora, luego echar el extracto de vainilla, o la parte de dentro de una vaina de vainilla y batirlo bien, hasta que salgan burbujitas. Después añadir la mitad del azúcar, pegado a la pared del molde para que no se bajen los huevos y batirlo, y luego la otra mitad del azúcar y se bate hasta que aumente un poco.
Ahora se añade el chocolate con la mantequilla derretido (siempre pegado a la pared) la harina, el cacao y la sal. Se mueve con una lengua o paleta de madera, y con movimientos lentos para que no se baje la mezcla. Una vez mezclado se añaden 100g de Oreo, cortadas en trozos. Se echa la masa en el molde, en el cual habremos colocado papel vegetal para que no se pegue.


Por encima se echan el resto de las Oreo que nos faltaban troceadas.


Se mete en el horno calentando a 180º por arriba y abajo, durante 20- 25 min. Hasta que se empiece a dorar la parte de arriba.

Dejarlo en el molde hasta que este frío, luego sacarlo y cortarlo en cuadraditos. Se puede espolvorear azúcar glass por encima.


Y ahora las tartas de las que os hablábamos antes:

Tarta Dora la exploradora:


Está hecha con bizcocho MSC de chocolate (es igual que el de vainilla cuya receta podéis encontrar aquí pero en vez de echar esencia de vainilla se echan 25 gr. de cacao puro en polvo). Rellena de crema pastelera y cubierta con una capa finita de Nutella.
Así quedó al coger un trocito. Muy rica:


Tarta de Bob Esponja:

El diseño del dibujo lo vimos en el blog Kanela y limón. Aquí podéis ver la tarta que hizo Cristina httpAquí podéis ver la tarta que hizo Cristina



Related Posts with Thumbnails