viernes, 30 de septiembre de 2011

ALBONDIGAS

Este es el nuevo reto de Film & Food, bueno, en realidad hacer albóndigas no era el reto, sino que nos pedían hacer una comida que nos gustara mucho de pequeñas y que pidiéramos a nuestra madre que hiciera a menudo. El plato entero que pedíamos era albóndigas con patatas fritas cortadas en pequeños cuadraditos para mojarlas en la salsa.

En nuestro caso hemos elegido las albóndigas, no sólo porque nos encantaba su sabor, sino más bien porque nos encantaba ayudar a hacerlas a nuestra madre. Es cierto que nuestra ayuda retrasaba el proceso (harina por toda la cocina-ropa, ropa de todo el que entraba en la cocina, albóndigas menos redondas, albóndigas de tamaños muy variados…) pero lo bien que lo pasábamos no tiene precio. Y para que veáis que es verídico, al final de la receta podréis ver una foto de Laura cuando tenía sólo 3 años (hace ya 15 años de eso) rebozando las albóndigas en harina, subida a una silla porque era tan pequeña que no llegaba a la encimera.


INGREDIENTES

- 500 g de carne picada de ternera
- 2 rebanadas de pan de molde
- Leche
- 80 g de paté
- 1 diente de ajo y perejil
- Sal y pimienta
- Harina
- 3 zanahorias grandes
- 1 cebolla grande
- 1 Cucharadita de harina
- ½ vaso de vino blanco
- 4 clavos
- 1 hoja de laurel

PREPARACION

Quitar la corteza a las dos rebanadas de pan de molde y mojarlas con leche.
En un mortero machacar el ajo con el perejil hasta que se forme como una pasta.

En un bol mezclar la carne picada con las rebanadas de pan desmigajadas, el paté, el ajo y el perejil y sal y pimienta al gusto.


A continuación formar bolas de la mezcla anterior del tamaño que se quieran y rebozarlas en harina.


Ir friéndolas en una sartén a fuego fuerte durante unos dos minutos más o menos, para que se haga la capa de fuera. No hace falta que estén hechas por dentro porque luego se terminarán de hacer en la cocción.


En una olla poner a rehogar a fuego medio la zanahoria y la cebolla troceadas durante unos 10 minutos, y a continuación echar la harina, remover bien y echar el vino y un poco de agua. Añadir las albóndigas y echar agua hasta que las cubra.
Tapar la olla y dejarlo cocer durante 10 minutos si es olla rápida.




Sacar de la olla el laurel, los clavos y las albóndigas y triturar con la batidora la zanahoria, la cebolla y el líquido que ha quedado. Se formará una salsa sobre la que volveremos a echar las albóndigas. Probar y si hace falta añadir sal. Si supiera a vino, dejar cocer unos minutos más.


Y aquí está la foto de cuando Laura con 3 añitos cocinando:

martes, 20 de septiembre de 2011

MERLUZA AL HORNO CON UVAS

Al igual que los años anteriores, la parra del patio de nuestra casa ha dado un montón de uvas (de una variedad sin pepitas dentro) y buscando recetas para usarlas nos topamos con ésta. No es muy común ver recetas de platos salados con uvas, pero tuvimos suerte y encontramos una. Viene en el libro llamado 101 platos mediterráneos.
La receta original está hecha con lenguados, pero teniendo en cuenta que el precio del lenguado fresco está por las nubes, decidimos utilizar unos lomos de merluza.

El dulzor de las uvas da un toque muy rico a la merluza y además las uvas quedan buenísimas.


INGREDIENTES

- Trozos de lomo de merluza
- 50 g de mantequilla
- Uvas blancas (preferiblemente sin pepitas)
- 1 vaso de vino blanco
- Sal

PREPARACION

Precalentar el horno a 200º.
Utilizar un poco de la mantequilla para engrasar una fuente para el horno.
Colocar en la fuente el pescado con la piel hacia abajo, echarle un poco de sal, echar las uvas repartidas por la fuente y también un chorro de vino blanco.
Meter al horno durante unos 15 minutos, hasta que el pescado esté hecho.

Una vez fuera del horno retirar los trozos de pescado de la bandeja a cada plato.
En un cazo echar las uvas y el jugo que queda en la fuente junto con el resto del vino. Calentar a fuego medio-alto y dejar cocer durante 5 minutos. Pasado ese tiempo añadir el resto de mantequilla y remover hasta que se disuelva. Probar y añadir sal si se cree necesario.
Verter las uvas y la salsa en los platos con el pescado.
¡A comer!

lunes, 12 de septiembre de 2011

LEMON MERINGUE PIE

Hoy es el cumpleaños de Paloma (24 años) y para celebrarlo este sábado hicimos 2 tartas. Una de ellas es este Lemon meringue pie (pastel de limón y merengue para los que no hablen inglés). La otra tarta no os la decimos, ya pondremos la receta más adelante, para que os quedéis con la intriga.
La receta es de una cocinera australiana muy conocida llamada Donna Hay, y nos ha encantado. No habíamos hecho ninguna receta suya antes, pero como sean todas igual de buenas que este pastel, vamos a tener que hacer más.

El pastel está compuesto por una base de masa quebrada, un relleno que se llama lemon curd (una especie de crema pastelera con sabor a limón) y merengue por encima. Tres capas que se complementan a la perfección y que, al menos en nuestra familia, han tenido mucho éxito.
Aquí está la receta:


INGREDIENTES para un molde redondo de 22 cm de diámetro

- 1 lámina de Masa quebrada

Lemon curd:

- 1 taza (240 ml) de leche
- 1 taza (220 g) azúcar normal un poco molido
- ¼ taza (35 g) harina de maiz (Maizena)
- ½ taza (120 ml) de leche
- 80 g mantequilla
- 2/3 taza (180 ml) zumo de limón
- 1 cucharada de piel de limón rallada
- 6 yemas de huevo

Merengue

- 150 ml de claras de huevo (de unos 5 huevos)
- 1 taza (220 g) azúcar normal un poco molido
- 1 cucharita de vinagre de vino

PREPARACION

Para la masa quebrada nosotras hicimos la receta de Mari (la mitad de las cantidades de los ingredientes) que podéis ver en el siguiente enlace paso a paso.
Si en vez de comprarla la hacéis en casa, una vez terminada, tiene que reposar en la nevera al menos una hora.

Precalentar el horno a 200º.

Estirar la masa quebrada y colocarla en el molde. Con un tenedor hacer unos cuantos agujeros en la base y a continuación colocar un papel vegetal con arroz u otra legumbre encima. Esto se hace para que al meterlo al horno se quede con esa forma.




Meterlo al horno durante 15 minutos a 220º calentando por arriba y abajo.
Pasado ese tiempo se quita el arroz y el papel y se vuelve a meter al horno 10-15 minutos, hasta que esté dorado.


Dejar enfriar el molde sobre una rejilla.

Ahora empezaremos a hacer el Lemon curd. Para ello echamos en un cazo 1 taza de leche con el azúcar y lo calentamos a fuego medio hasta que se haya disuelto.
Por otro lado mezclamos la Maizena con la media taza de leche y lo añadimos al cazo.
Hay que moverlo constantemente para que no se pegue y cuando empiece a cocer, poner a fuego bajo y añadir la mantequilla cortada en trozos pequeños, moviéndolo con una varilla hasta que esté incorporada.

Añadir el zumo de limón, la piel y las yemas de huevo y seguir removiendo con unas varillas durante al menos 5 minutos a fuego medio, hasta que espese. No hay que ser impaciente ni dejar de remover, ya que tarda su tiempo en espesar.


Echar el lemon curd en el molde donde teníamos la base de masa quebrada y dejar enfriar unos minutos a temperatura ambiente, luego meterlo en la nevera durante al menos dos horas.


Pasado ese tiempo (o incluso al día siguiente) se hace el merengue para ponerlo encima.
Hay que echar las claras de huevo en un bol grande y batirlas con varillas eléctricas hasta que estén firmes se formen picos, a continuación, sin dejar de remover ir echando poco a poco el azúcar y el vinagre y una vez incorporados del todo, batir hasta que esté espeso y se formen picos.

Echarlo sobre el pastel. El grosor de la capa va en función del gusto de cada uno, pero aconsejamos que al menos tenga un dedo de espesor. Se pueden formar picos para que quede más bonita la decoración.


Meterlo al horno a media altura con el grill puesto (calentando al máximo sólo por arriba) durante 1 o 2 minutos hasta que se dore. Es importantísimo no dejar de estar atentos porque se dora rapidísimo y si no se os quemará


Esta tarta se come fría, así que tiene que estar metida en la nevera y hay que sacarla justo antes de comerla.



domingo, 11 de septiembre de 2011

AIG 2011


Este es el segundo año que vamos a participar en el Amigo Invisible Gastronómico. Después de lo bien que lo pasamos el año pasado pensando, haciendo y comprando los regalos y con la intriga de conocer a nuestro amigo invisible, teníamos que participar este año sí o sí.
Ya estamos deseando conocer a nuestro AIG 2011.

Tenemos que dar las gracias a Joana por organizarlo y a Carol por volver a diseñar el logo tan bonito y original como el del año pasado.

Para ayudar a nuestro futuro amigo invisible, si quiere conocer mejor nuestros gustos, puede visitar la entrada que pusimos el año pasado pinchando aquí.

martes, 6 de septiembre de 2011

BERENJENAS RELLENAS

Ya estamos de vuelta con el blog. ¿Qué tal os ha ido este verano? Seguro que coincidimos en que ha pasado muy rápido, y ahora otra vez a volver a la rutina diaria.
Al menos nosotras hemos empezado septiembre con muchas ganas y novedades, Laura ha empezado a estudiar Enfermería en Madrid, y Paloma dentro de varias semanas empieza a estudiar Cocina y Gastronomía en la Escuela superior de Hostelería y turismo de Madrid.

También os adelantamos que pronto haremos un sorteo porque Laura ha estado en agosto en Toronto (Canadá) haciendo un curso de inglés, y ha traído algunas cositas para el sorteo. Y pronto habrá también una entrada con fotos del viaje.

Hablando ya de la receta, es la primera vez que hacíamos berenjenas rellenas y aprovechando que nos regalaron unas berenjenas de huerta nos animamos. En casa han gustado mucho y no es una receta difícil de hacer.


INGREDIENTES para 3 personas

- 6 Berenjenas pequeñas (se llaman también berenjenas baby)
- 200 gr. de carne picada de ternera
- 1 cebolla mediana
- 1 cucharada de harina
- 100 ml de vino blanco
- Sal y pimienta molida
- Bechamel
- Queso en polvo

PREPARACION

Encender el horno a 180º.
Cortar las berenjenas por la mitad, hacer dos rajas en la superficie de cada una y colocarlas en la bandeja del horno. Hornearlas durante 20 minutos.


Cuando las saquemos del horno tenemos que vaciarlas, para ello utilizaremos primero un cuchillo para cortar el perímetro y después con una cuchara las vaciamos.


Troceamos la carne de las berenjenas que hemos vaciado. También cortamos la cebolla en trozos pequeños. En una sartén echaremos un par de cucharadas de aceite de oliva y primero echamos la cebolla para que se vaya haciendo a fuego medio.
Pasados 5 minutos echamos la carne de las berenjenas, añadiendo también sal y pimienta al gusto.
Dejamos hacerse a fuego medio durante otros 5-10 minutos removiendo de vez en cuando y añadimos la carne picada a la sartén. Cuando veamos que la carne está hecha echaremos la cucharada de harina (se hace para que quede más cremoso el relleno), removemos hasta que se haya incorporado bien y en ese momento se echa el vino blanco.

Bajamos el fuego y dejamos reducir a fuego lento unos 10 minutos, para que coja más sabor y se evapore el vino.


Rellenamos las cáscaras de berenjena con el relleno, echamos un poco de bechamel por encima y a continuación un poco de queso en polvo.

Las metemos al horno para que se gratinen (el horno calentando sólo por arriba) hasta que se doren.

Related Posts with Thumbnails