sábado, 31 de marzo de 2012

STICKY TOFFEE PUDDING

Nuevo reto de Film & Food. Esta vez nos pedían cocinar un pastel, pero la única pista que nos daban para averiguar de cuál se trataba era una foto del pastel. Y ahora es cuando reconocemos lo justas de tiempo que hemos estado en este reto, se podría decir que ha sido un reto Express, y no porque vaya a ser corta la entrada (porque nos enrollaremos tanto o más que siempre) sino porque el pastel ha salido hace un rato del horno, jajaja. Aquí está nuestra historia al completo:

Ayer estábamos hablando en una de esas conversaciones de hermanas que tenemos, y una de repente dice: “¿sabes que mañana es día 31 y es el día de publicación del reto de Film & Food?” y la otra contesta: “ah, vale… whaaaaaat!!!???” (para los que no habléis inglés significa: queeeeé!!!???, es que a veces en estado de pánico nos hablamos en inglés). Y la conversación siguió: “Pero si ni siquiera tenemos claro qué es lo que tenemos que cocinar”. “Ya, yo creo que es un carrot cake pero no termina de parecer eso”. “Podemos preguntar a alguien a ver si sabe qué es”. Y eso es lo que hicimos, y gracias a nuestra amiga A pudimos averiguar que era un sticky toffee pudding, muy típico en Inglaterra. Se trata de un pudding con trozos de dátiles o pasas al que se le echa por encima una salsa de toffee buenísima.

Ya sólo nos quedaba hacerlo, y tenía que ser hoy porque hoy se tenía que publicar. La receta fuimos a buscarla directamente a una página inglesa, la BBC Food, que nos encanta las recetas que pone. Pero había una complicación de última hora, para cocinarlo necesitábamos dátiles y no teníamos en casa, así que esta mañana hemos ido en su busca. Teniendo en cuenta que vivimos en un pueblo nos ha tocado recorrernos medio hasta que los hemos encontrado. En el primer sitio no tenían, en el segundo estaban más duros que una piedra, y en el tercero al fin los hemos encontrado en condiciones.

A pesar de todo esto, y que no lo habíamos probado o hecho antes, nos ha gustado mucho el sabor y la textura que tiene. La única pega ha sido que el molde era un poco grande y por eso se ha quedado más bajito.


INGREDIENTES

- 150 gr. de dátiles
- 250 ml de agua caliente
- 1 cucharadita de bicarbonato
- 60 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
- 60 gr. de azúcar glas
- 2 huevos
- 150 gr. de harina
- 10 gr. de levadura

Para la salsa de toffee
- 100 gr. de mantequilla
- 200 gr. de azúcar moreno
- 125 ml de nata
- ½ vaina de vainilla

PREPARACIÓN

Quitar el hueso a los dátiles y cortarlos en trozos:


En un recipiente poner el agua caliente, los dátiles y el bicarbonato y dejarlo reposar 10 minutos.

En otro recipiente poner la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar y batirlo con varillas eléctricas unos dos minutos, hasta que la mezcla se quede como cremosa. Añadir los huevos uno a uno y batir hasta que se incorporen, luego sin parar de batir añadir la harina y la levadura y por último echar la mezcla de agua, bicarbonato y dátiles y batir hasta que sea una masa uniforme.

Echarla en un molde (cuadrado de unos 20 cm. de lado o redondo) engrasado con mantequilla y meterlo al horno a 180º calentando sólo por abajo, durante unos 35-40 minutos, hasta que al pinchar con una brocheta salga limpia.

Dejar enfriar sobre una rejilla antes de desmoldar.


Para hacer la salsa de toffee:

En un cazo derretir a fuego medio la mantequilla y después añadir el azúcar, el interior de la vaina de vainilla (se abre por la mitad y se rebaña con un cuchillo) y la nata. Cuando empiece a burbujear, dejar cocer a fuego medio durante 5 minutos.




Se puede echar la salsa por encima de toda la tarta o como hicimos nosotras, que cada uno se eche sobre su porción la cantidad de salsa que quiera.

sábado, 24 de marzo de 2012

COSTILLAS A LA NARANJA

Varias semanas después de publicar la última receta (ya nos vale… Estamos de un atareado que no nos da el tiempo para escribir las entradas, y eso que tenemos varias para publicar), hoy estamos de vuelta con una que os va a encantar.

Es una receta muy sencilla de hacer pero con la que quedaréis muy bien para una cena o comida con amigos o familia. Y sin mencionar lo ricas que quedan las costillas hechas de esta forma, muuuy jugosas y la salsa de naranja buenísima. Y no lo decimos nosotras (que también) sino varias personas que ya las han probado.


INGREDIENTES

- Costillas de cerdo
- Aceite de oliva
- Sal
- Zumo de naranja

PREPARACIÓN

En la bandeja del horno echar un par de cucharadas de aceite de oliva.
Echar sal a las costillas, untarlas con el aceite de la bandeja e ir colocándolas en la bandeja con los huesos hacia abajo.

Meterlo en el horno a 175º y a los 30 minutos darlas la vuelta. Pasados otros 30 minutos se vuelven a dar la vuelta y se echa el zumo de naranja por encima. La cantidad de zumo es aproximadamente para que al echarlo cubra todo el fondo de la bandeja.
Queda mucho mejor si el zumo es exprimido de naranjas para zumo por nosotros justo antes de echarlo.

Pasados 10 minutos se da la vuelta a las costillas otra vez y se dejan hasta que se vea que están doraras y hechas, aproximadamente otros 10 minutos es suficiente.

Por lo tanto el tiempo total de horneado será de unos 80 minutos o hasta que estén, dependerá del grosor de las costillas.

Al echar el zumo cuando queda un poco de cocción todavía, hace que a parte de coger la carne el sabor, también se reduzca el zumo y se junte con los jugos que han soltado las costillas, quedando una salsa muy rica.

Related Posts with Thumbnails