miércoles, 24 de octubre de 2012

SABOR INGLÉS: APPLE CRUMBLE


Hace unos días os contábamos que íbamos a empezar una nueva sección. Pues aquí está al fin. Tenemos una amiga que se llama Patricia viviendo en Inglaterra y como le gusta mucho cocinar y hace cosas muy ricas, se nos ocurrió la idea de empezar esta sección que queremos que sea mensual. En ella nos enseñará cómo hacer los platos típicos ingleses tanto dulces como salados, así que esperamos que os gusten tanto como a nosotras.

Receta de Apple Crumble

Esta receta es facilísima de hacer y, en mi opinión, resume muy bien lo que sería el típico postre inglés. Se puede hacer rápidamente, en cualquier momento y le gusta a todo el mundo. Es básicamente una manera fácil de hacer tarta de manzana en el que, en vez de utilizar una masa quebrada o un hojaldre, hacemos un “crumble” que en inglés vendría a ser algo así como una “desmigada”.


INGREDIENTES
Para el relleno:
4 manzanas (unos 600 gr.)
Canela
Azúcar
Para el “crumble”:
75 gr mantequilla (a temperatura ambiente)
125 gr harina
50/75 gr azúcar (depende de lo dulce que lo queráis)

PREPARACIÓN
Yo he elegido dos variantes  de manzanas distintas para hacer la receta. He comprado 2 manzanas Bramley (las verdes, que son las “de cocinar”, ya que se cocinan más fácilmente, aunque son un poco ácidas) y 2 manzanas Cox (que son las rojas, más dulcecitas pero también más duras.) En realidad se puede elegir la variedad que más os guste para hacer la receta, no hay problema si sólo tenéis una variedad u otra en casa. 


Pelamos y descorazonamos las manzanas. Yo las suelo partir en gajos, aunque también se pueden hacer en cubos. A gusto de cada uno.
Normalmente, suelo poner los gajos en una cacerola y los cubro con un poco de agua, a la que añado canela (en mi caso molida, aunque se puede añadir una rama) y azúcar (yo he utilizado azúcar moreno, pero se puede utilizar azúcar blanco igualmente). En esta ocasión he querido ser más difícil de lo normal (ya que tengo dos variedades distintas de manzanas que tienen tiempo de cocción distinto) y he puesto solamente las manzanas rojas en el agua con el azúcar y la canela, mientras que he caramelizado los gajos de las manzanas verdes en un poco de azúcar moreno.


Una vez cocinadas las manzanas, se escurren y se colocan en una fuente que se pueda meter al horno.


Mientras dejamos que se enfríen las manzanas, añadimos la harina, el azúcar y la mantequilla en trozos en un bol.


Mezclamos todos los ingredientes a mano, pellizcando la mantequilla y mezclándola con la harina hasta que conseguimos una textura como de migajas.


Espolvoreamos el “crumble” por encima de las manzanas, cubriéndolas por completo.


Metemos la fuente en un horno precalentado a 190 grados durante unos 30 minutos o hasta que el “crumble” esté tostadito y veamos que las manzanas burbujean un poco.
¡Y ta-dá! Apple Crumble para toda la familia.


Sólo falta acompañarlo con natillas calentitas o helado de vainilla.


¡A disfrutar!

domingo, 21 de octubre de 2012

CUMPLE Y BAUTIZO DE MARINA


Hacemos una brevísima entrada para enseñaros unas fotos.
Hace unos días vino a casa Elena, una chica muy maja de nuestro pueblo para encargarnos unas cosas para el cumple/bautizo de su hija Marina. Y como a ella y a su marido les encanta nuestro blog ponemos aquí las fotos de las cosas que hicimos para ellos.

Tarta de fondo marino


Galletas decoradas


Macarons



Cake pops


lunes, 15 de octubre de 2012

BERENJECOBOS


¿No os pasa que cuando vais a pasar el día al campo, a la piscina o cualquier sitio al que tenéis que llevar comida siempre hacéis lo mismo? Una tortilla de patata, filetes empanados, empanada, sándwich, etc. A nosotras al menos sí nos pasa.
Pues en uno de esos días se le encendió la bombilla a nuestra madre, que recordó haber visto en algún programa de televisión (seguramente sería de El Arguiñano) hace mil años esta idea que nos encantó y nos pareció muy original. Consiste en hacer una especie de sanjacobo de berenjena, y desde ese día los hemos bautizado como Berenjecobos.
También es una forma muy buena de que los pequeños de la casa coman algo de verduras.
Antes de poner la receta os vamos a contar una cosa, la próxima entrada que publicaremos la semana que viene va a ser la primera de una nueva sección que seguro que os va a gustar. Para que vayáis abriendo boca os avanzamos que se trata de recetas de otro país y además no estarán hechas por nosotras.


INGREDIENTES
- Berenjena
- Jamón york
- Queso en lonchas
- Sal y pimienta
- Harina
- Huevo
- Pan rallado
- Aceite

PREPARACIÓN
Lavar la berenjena, quitarle los extremos y cortarla en rodajas de medio centímetro de grosor. 
Echar a las rodajas sal y pimienta, y colocarlas por parejas de igual tamaño.
Con cada pareja hacer una especie de sándwich con en este orden: berenjena, jamón, queso, jamón y berenjena. Es importante que los trozos de jamón y queso no sean más grandes que la berenjena para que no queden por fuera.

Pasarlo por harina, luego por huevo y después por pan rallado y freírlo en una sartén a fuego medio hasta que estén dorados.
Recomendarlos comerlos nada más hacerlos porque estarán crujientes y calentitos y el queso estará derretido. Y si se dejan de un día para otro se quedarán blandos pero estarán igualmente buenos.
¿A que no parece que lleva berenjena?



Related Posts with Thumbnails