domingo, 30 de diciembre de 2012

SABOR INGLÉS: CHICKEN KORMA


Estamos un poco despistadas últimamente, ¿os podéis creer que el día 25 de diciembre hizo 3 años que tenemos el blog? Pues a nosotras se nos ha hecho cortísimo y estamos muy contentas con nuestros lectores. Así que os damos las gracias a todos por leernos siempre, hacer nuestras recetas y comentarnos.
Aquí va la última receta del 2012, por si no os acordáis esta sección la hace nuestra amiga Patricia sobre recetas típicas inglesas. No podéis dejar de hacer este fabuloso….

CHICKEN KORMA

Siempre que alguien me pregunta que qué es lo más típico para comer en Inglaterra, yo siempre contesto “un curry”. Esta respuesta es algo que los mismos ingleses suelen dar medio en broma, ya que, aunque no es 100% British, la comida india suele ser consumida en todos los hogares británicos al menos una vez por semana.
Hay tantos tipos de curry como personas en estas islas, así que la receta de este mes es la de un mild curry (vamos, que no pica).
El chicken korma es un curry con pollo que suele llevar leche de coco y almendras, lo cual hace que la salsa sea muy dulzona y engorde sólo con mirarla, así que he decidido cocinar una versión light que los mismísimos Hairy Bikers (unos TV chefs muy conocidos aquí, que siempre van en Harley Davidson y son muy simpaticones) inventaron.
¡Allá va!


INGREDIENTES (Para 4 personas)

-4 pechugas de pollo pequeñas, sin piel (o 2 grandes, alrededor de 600gr.)
-Pimienta negra molida
-Unos 25 gr de yogur natural no azúcarado bajo en grasa (o normal en grasas, como queráis)
-2 cebollas grandes (alrededor de 400 gr)
-4 dientes de ajo
-20 gr de jengibre fresco (si no encontráis, se puede utilizar jengibre molido, aunque no es lo mismo y picará más)
-12 vainitas de cardamomo
-1 cucharada de comino molido
-1 cucharada de cilantro molido
-1/2 cucharadita de cúrcuma molida
-1/4 cucharadita de chili picante (opcional, solamente si lo queréis picante)
-1 hoja de laurel
-4 clavos
-1 cucharada de harina
-un pellizquito de azafrán
-2 cucharaditas de azúcar
-1 pellizco de sal
-3 cucharadas de nata líquida

PREPARACIÓN
Lo primero que hay que hacer es cortar las pechugas de pollo en piezas pequeñas, que cada pieza equivalga a un bocado. Entonces se salpimientan y se ponen en un bol no metálico (plastic o cristal) en el que las vamos a mezclar con el yogur. Una vez cubiertas en yogur, se tapa con papel film y se ponen en la nevera un mínimo de 30 minutos, aunque lo ideal sería que se marinaran en el yogur de 2 a 6 horas antes de cocinarlas.
Cuando llegue la hora de cocinar, sacad las pechugas de la nevera y ponedlas en un colador para que se queden cubiertas con la más mínima cantidad de yogur posible (¡ni se os ocurra limpiarlas con agua!)
Entretanto, picad las cebollas muy finas y rehogarlas a fuego lento/medio con una cucharada de aceite hasta que estén bien hechas


Una vez rehogadas las cebollas, es el momento de poner las especias.


 Poned el comino, el cilantro, la cúrcuma, el chili y la hoja de laurel. Las vainitas de cardamomo las tenéis que machacar (puede ser con un cuchillo grande)


El clavo tenéis que quitarle la parte final y echar solamente la parte redondita a la sartén 


Cocinad las especias durante unos 5 minutos, moviendo constantemente para que no se quemen


Echad la harina, el azafrán, el azúcar y un pellizco de sal. Entonces echad unos 300ml de agua fría en la sartén, removiendo constantemente.


 Llevad la mezcla a punto de ebullición y hervir a fuego lento durante unos 10 minutos, removiendo de vez en cuando.
Al cabo de 10 minutos, retirad la sartén del fuego, quitad la hoja de laurel y licuar la mezcla hasta que quede una salsa lo más fina posible


Poned el pollo en una sartén y sofreír hasta que esté doradito. No os preocupéis si creéis que aún tiene algo de yogur porque es eso, exactamente, lo que va a hacer que el pollo quede tiernísimo


Una vez tenemos dorado el pollo, añadir la salsa que hemos licuado antes junto con la nata liquida. Dejadlo hervir a fuego lento durante unos 10 minutos hasta que el pollo esté tierno


Sazonar al gusto y servidlo con un poco de arroz blanco


La próxima receta que os enseñaré será cómo hacer un pan naan (el pan indio que sale en la foto junto al curry)
¡Que aproveche!

miércoles, 26 de diciembre de 2012

BATIDO DE MANGO, PIÑA Y ZUMO DE ALOE VERA


Antes de nada, nos gustaría desearos a todos… ¡Feliz Navidad!
Se supone que son fechas para pasarlas con la familia y amigos y por eso queremos poner hoy esta receta, ya que la hemos hecho con un ingrediente que nos regaló hace tiempo nuestro amigo Alejando, resulta que se dedica a vender productos naturales hechos con aloe vera que trae de su país natal, Venezuela, con su empresa Barunu. Nos regaló un par de botellas de zumo y aunque se suele tomar solo, le prometimos hacer y publicar alguna receta con ello.

Después de mucho pensar, se nos ocurrió la idea de hacer un batido de frutas al que le añadiríamos un poco de este zumo de Aloe, así que como el mango y la piña nos encantan, pensamos en hacer esa combinación.
Nos regaló una botella de zumo de aloe vera natural y otra con miel, y la que utilizamos para este batido fue la de miel, para que le diera un toque más dulce todavía.
El resultado nos gustó mucho, así que os animamos a probar este zumo. Si no tenéis zumo de aloe vera podéis sustituir esa cantidad por el jugo de la piña.

INGREDIENTES

- 1 mango mediano maduro
- 3 rodajas de piña en su jugo
- 4 cucharadas de zumo de aloe vera

PREPARACIÓN

Pelar el mango y cortarlo en trozos grandes quitando el hueso.
Cortar en trozos grandes las rodajas de piña.

En un recipiente alto, echar el mango, la piña sin su jugo y el zumo de aloe vera y triturarlo con la batidora.
Se queda un zumo un poco espeso, pero si se quiere menos denso, se puede echar un poco más de zumo de aloe vera o el jugo de la piña.
Related Posts with Thumbnails