miércoles, 28 de noviembre de 2012

REVUELTO DE NÍSCALOS AL AJILLO


Hace unos días estuvo Laura con unos tíos y primos nuestros en Guadalajara recogiendo níscalos. Gracias a las tecnologías de hoy en día iban mandando fotos y dando envidia de lo bien que lo estaban pasando y la de níscalos que estaban cogiendo.
Menos mal que luego fueron buenos en la repartición y Laura llegó con un cargamento gigante a casa, tanto que hasta nosotras repartimos a algunos amigos y vecinos.
Para el que no lo sepa, los níscalos son unas setas comestibles de color naranja que salen ahora en otoño y son muy típicas en España.

Y claro, teniendo ese magnífico manjar otoñal en casa, había que cocinarlo, y lo primero que hicimos fue este riquísimo y facilísimo revuelto de níscalos al ajillo. Otro día nuestra madre los cocinó en un guiso con patatas, y otro día que teníamos visita los hicimos salteados. Vamos, que los hemos aprovechado muy bien.
Al final de la receta podréis ver fotos de varios regalos gastronómicos que hemos recibido estos días.


INGREDIENTES para 2 personas

- 2 dientes de ajo
- Perejil fresco picado
- 6 níscalos grandes
- 4 huevos
- Aceite
- Sal

PREPARACIÓN

Primero hay que limpiar los níscalos, y para ello hay que humedecer un trapo y pasarlo por todo el níscalo, ¡no hay que lavarlos! En el caso de que hayan sido arrancados y no cortados (como debería ser), hay que cortarle el trozo de pie que tenga tierra.


Ahora una vez limpios se tienen que cortar en trozos pequeños, como de un par de centímetros.
También hay que pelar y cortar en láminas finas los ajos.

Echar un par de cucharadas de aceite en una sartén, y cuando esté caliente echar el ajo, bajar a fuego medio y cuando se empiece a dorar, echar los níscalos. Al poco de echarlos soltarán un líquido. Hay que estar removiéndolos para que se cocinen hasta que no quede líquido en la sartén, en ese momento estarán más blandos.



Echar el perejil un poco de sal, y a continuación echar los huevos ligeramente batidos con sal.
Remover con movimientos amplios hasta que el huevo esté cuajado.


Y aquí están los regalitos gastronómicos:

Estos son de nuestros padres, que estuvieron en el País Vasco y nos trajeron estas lentejas rojas sin piel y soja:


 Y esto nos llegó hace unos días por sorpresa por Correos. Son fabes llegadas desde Asturias enviadas por nuestra amiga Nazareth. ¡¡¡Muchas gracias!!!


5 comentarios:

DULCE dijo...

que cena as ideal....

Akane dijo...

Justamente la semana pasada probé níscalos por primera vez, salteaditos por mi suegra, qué ricos! Y ayer la misma suegra (como si tuviera más xD) me regaló unos níscalos recién cogidos por una paciente, así que ahora me viene de maravilla vuestra receta de revuelto :). Aunque también me han sugerido hacerlos guisados con patatas, no sé por qué opción decantarme!

Me encantan las lentejas rojas!!

Un abrazo

Las Recetas de Manans dijo...

Se ven estupendos, voy a por mi tenedor.

Graziella dijo...

Que bueno!!! lo hago seguro... me encanta vuestro blog, lo he encontrado a través de otro que os nombraba.

Un saludo
4queta

www.khps.es

Anónimo dijo...

¡¡qué interesante lo de los níscalos¡¡, yo vivo en cataluña y acá no hay, en cambio hay otras setas y como aún hace calor otoñal se consiguen. Intentaré hacerlo y les cuento. Gracias por todas las sugerencias

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar! Nos hace mucha ilusión ver todos los comentarios. Si tienes alguna duda no dudes en preguntarnos, que ya nos encargaremos de responder lo antes posible. Esperamos que te haya gustado la receta.
Laura y Paloma

Related Posts with Thumbnails