domingo, 26 de junio de 2011

MACARONS

Hace una semana quedamos con unas amigas blogueras y nos apetecía cocinar algo para llevarlas, así que después de pensar mucho qué receta hacer nos acordamos de los macarons. Llevábamos mucho tiempo queriendo hacerlos y esta era la oportunidad perfecta. Eso sí, íbamos un poco a la aventura porque parece ser que esto de los macarons es todo un arte y era la primera vez que los hacíamos. El mago Gandalf nos hubiera llamado “insensatas” pero tuvimos suerte y nos salieron a la primera (bueno, un paso lo tuvimos que repetir varias veces pero al final salió).

¿Y qué son los Macarons? Son unos pastelitos de origen francés con forma de sándwich redondo. Están formados por dos tapas de textura crujiente en el exterior pero blandita en el interior y rellenos de lo que se quiera, crema, mermelada... Además entre sus ingredientes no hay harina, sino que principalmente lleva azúcar glas, almendra molida y clara de huevo.

Teníamos la receta que íbamos a utilizar, la de la chef inglesa Lorraine Pascale (aquí podéis ver su receta), pero según la leíamos y estudiábamos nos surgió alguna duda, así que nos tocó investigar por Internet viendo videos y leyendo en otros blogs hasta tener la idea clara del proceso. Nos sirvió mucho el paso a paso que tiene hecho el blog Las recetas de Sara.


INGREDIENTES para unos 24 (48 tapas)

- 125 gr. de azúcar glas
- 125 gr. de almendra molida
- 90 gr. de claras de huevo pasteurizadas (las venden en Mercadona)
- 2 cucharadas de agua
- 110 gr. de azúcar
- Colorante alimenticio

PREPARACIÓN

Mezclar el azúcar glas con la almendra molida tamizados con 40 gr. de clara de huevo. Cuando estén bien mezclados se añade el colorante si es que se quiere dar color.




Ahora llegamos a la parte complicada. De la cual no hay fotos por una serie de catastróficas situaciones que al final de la receta contaremos. Cuando los hagamos de nuevo las añadiremos.

Primero hay que hacer un almíbar:

Mezclar en un cazo el agua con el azúcar y ponerlo a calentar a fuego medio alto (en la vitrocerámica a 7/9). Es importante que una vez se empiece a calentar no se mueva. Cuando empiecen a salir burbujas hay que dejarlo cocer a la misma temperatura unos 2-3 minutos, hasta que el color deje de ser blanco/transparente y empiece a oscurecerse un poco (color caramelo muy claro). Otra comprobación es coger una paleta de cocina escurridora, meterla en el almíbar, sacarla y si se sopla y salen pompas, estará listo.
Dicen que tiene que cocer a 115º, pero como no todo el mundo dispone de un termómetro pues hay que medirlo un poco a ojímetro.

En esos minutos que cuece el almíbar tenemos que montar a punto de nieve 50 gr. de claras.

Justo en el momento en el que almíbar esté listo (también se llama a este momento “el punto de bola”) tenemos que ir añadiéndolo a las claras montadas por un lateral y muy despacio, a la vez que movemos con las varillas eléctricas sin parar.
Una vez incorporado del todo hay que seguir batiéndolo con las varillas eléctricas unos 3 minutos más. No se nos quedaron montadas del todo, sino con una textura como de yogur, pero nos dio buen resultado al hornear.

Incorporarlo a la mezcla que teníamos antes de azúcar, almendra y clara y remover con movimientos amplios hasta que se forme una masa homogénea. Ahora es cuando se ve el verdadero color del que se van a quedar, porque al añadir las últimas claras se queda de un color mucho más claro.




Meter la masa en una manga pastelera o, como en nuestro caso, en una bolsa para congelados con una boquilla en un extremo.


En una bandeja para horno colocar una lámina de papel vegetal y empezar a formar círculos con la manga pastelera, separados entre sí como mínimo 2 centímetros. Y colocando la manga perpendicular al papel. El tamaño de los círculos tiene que ser un poco más pequeño que el tamaño final de nuestros macaroons, ya que se expandirá un poco al reposar. Os aconsejamos que sean de más o menos de 4 cm de diámetro.


Una vez tengamos toda la bandeja llena de círculos hay que dejarlo reposar como mínimo 30 minutos. La razón de dejarlos esperar es curiosa, si se dejan reposar se forma una película sólida en la superficie, que hace que al hornearlos mantengan su forma y queden tan característicos. Como nos gustan mucho los experimentos decidimos demostrar esto haciendo un macaroon justo 5 minutos antes de meterlo al horno. Este es el resultado:


Cuando hayan reposado meterlos al horno a media altura a 150º calentando por arriba y debajo de 12 a 15 minutos. Estos estuvieron exactamente 14 minutos, pero depende de cada horno. Se sabe que están cuando la base se empiece a dorar.

Cuando se saque la bandeja del horno hay que dejarlos enfriar en la misma bandeja, y cuando estén fríos ya se pueden rellenar de lo que se quiera y disfrutarlos, porque están buenísimos. Nosotras por ejemplo usamos una mezcla de queso philadelphia con azúcar glas, otros los rellenamos de mermelada, y otros de crema de chocolate.






Problemas que nos ocurrieron y sugerencias:

- El almíbar:

En el proceso para hacer el almíbar es muy importante seguir los pasos que hemos dado porque si se echa antes de que esté en el punto de bola no saldrán. Una cosa que nos pasó fue dejar fuera del fuego el almíbar unos segundos antes de echarlo para que se enfriase y menudo desastre porque se solidificó muy rápido y aquello parecía caramelo.

- Añadir el almíbar a las claras montadas:

En este paso y si el almíbar está en el punto adecuado no se puede hacer de otra forma, hay que batir las claras con las varillas a la vez que se añade el almíbar por un lateral poco a poco (con poco a poco nos referimos a que vaya cayendo un chorrito de almíbar sin parar) y no dejar de remover cuando se haya añadido todo, continuar batiendo 2 o 3 minutos más para que se enfríe.

Entre errores en un paso y otro, tenemos que confesar que la mezcla de almíbar y claras nos salió bien al tercer intento (es decir, malgastamos 220 gr. de azúcar y 100 gr. de claras). Pero de los errores se aprende y así pudimos comprobar en qué fallábamos y poder contároslo para que no os pase lo mismo.

25 comentarios:

MALÚ dijo...

Os han quedado de maravilla. Un abrazo!!

Sara dijo...

Que maravilla chicas, os han salido perfectos y me alegra saber que mi paso a paso os haya ayudado. Joer, que bonitos!

Irene dijo...

pero que divinos os han quedado!me encantan!para mi es el postre mas dificil quew he intentando hacer, y por lo visto mi horno tiene que ver con eso, asi que un aplauso fuerte para las dos!besittoss!por cierrto los kumquats son un citrico que viene de china!" saben parecido a las mandarinas, lo teneis en el corte ingles confitados y sin confitar!un besinnn!!

Rebequita dijo...

Os han quedado muy bien, pero menuda complicación. Siempre me han llamado la atención los macarons " tan sofisticados" pero nunca me he atrevido.
Saludos

Mari dijo...

Les quedaron preciosos..perfectos!! El color esta muy bonito.

Un abrazo

dulce dijo...

os han quedado de 10, me encanta, besos

Lydia dijo...

Qué atrevidas! ;) Enhorabuena porque os han quedado muy bien para ser los primeros. Gracias por los consejos, por si algún día muy lejano me animo... jaja. Bss

Akane dijo...

¡Doy fe de que estaban buenisísimos! Yo no soy ninguna experta en macarons, pero yo creo que os salieron perfectos, no sólo muy bonitos sino que la textura, el tamaño, el sabor... todo de 10!! A mi me da mucho miedo intentar hacerlos, pero después de vuestros comentarios y consejos creo que me animaré pronto, aunque dudo mucho que tenga tanto éxito la primera vez.

Fue un placer degustarlos :D

Un abrazo!

locasita dijo...

Oooooooooooy! yo ni lo intento, que me conozco y seguro que desperdiciaba el paquete de kg. de azúcar....... jajajajajajajaja... a vosotras os han salido fantásticos! qué bonitos!
Un besote a las 2!

Las Recetas de Manans dijo...

Hola guapas!
Pasáos por mi blog que tengo algo para vosotras, yo de momento me llevo unos de estos riquísimos macarrons.

Laura y Paloma dijo...

Hola chicas! No os asustéis que la única parte complicada es la del almíbar con las claras montadas, pero una vez se tienen las ideas claras no es tan difícil. Además el resultado merece la pena.
Un beso a todas!

Gabriela, clavo y canela dijo...

Wow chicas! son dificiles y les quedó a la primera! son unas artistas! que maravilla
besos

María dijo...

Los tengo en pendientes, pero me da que hay que cogerles el truqui, vosotras ya veo que lo habéis cogido. Bss.

Miss Cupcake dijo...

Qué bonitos les han salido y eso que son los primeros.
Una maravilla!!!
Me gusta mucho vuestro blog, me hago seguidora ya ;)

Espero que les guste el mio!!!
www.la.cremedelacreme.blogspot.com

besosss

Carol dijo...

Yo también reitero que estaban de muerte!! De hecho yo me los comí en 2 segundos jeje, que buenos! Creo que probaré con vuestra receta porque a mi no me salieron cuando los hice...

Un besito guapas!

Ana dijo...

Chicas, ¡¡estaban tremendos!!!

Me hizo muchísima ilusión vuestro detalle :D ¡Ya los haré yo y compartimos impresiones!

Perdonad que lleve tiempo sin comentar, ayer POR FIN se hizo la mudanza y para agosto estaré en mi nueva casa. Al menos ya noy tan acelerada :D

¡¡Un beso fuerte a las dos!!

Anónimo dijo...

Gracias por la receta, espero hacer mi primer intento!!!

Anónimo dijo...

Excelente receta y explicación ! Porsupuesto que voy a intentarlo pero tengo 3 preguntas: 1) como estoy en un lugar donde hace MUCHO calor pregunto si igualmente los dejo 30 minutos a temperatura ambiente en la placa, antes de meterlos al horno.
2) A qué se refieren en el horneo cuando dicen por arriba y por abajo 150 grados? ( tengo un horno de cocina común).
3) Luego de prontos deben mantenerse en la heladera o pueden estar a temperatura ambiente y eventualmente empaquetarse? Mantienen la forma ?
Muchas gracias.

Laura y Paloma dijo...

Hola, aquí van nuestras respuestas a tus 3 preguntas :)
1- Sí, lo de esperar los 30 minutos es para que les salga una capa por encima, así que no te preocupes si hace mucho calor, igualmente déjalos reposar ese tiempo
2- Nos referimos a que hay hornos con opción de calentar por diferentes partes (sólo por arriba o sólo por abajo) pero los hornos más normales calientan como decimos (de igual forma por arriba y abajo a la vez), así que pon el horno normal, como hornees siempre.
3- Se deben mantener a temperatura ambiente, y es mejor que pasadas unas horas después de terminarlos los guardes en un recipiente con tapa. Sí mantienen la forma.

Si tienes más dudas pregúntanos lo que sea y ya nos dirás qué tal te salieron
Un beso!

Gema (El hilo de Penélope) dijo...

Fantásticos, si saben tan ricos como se ven deben estar exquisitos. Muchas gracias por la receta y los truquillos.
Bravo chicas, ya podeis montar el Laduree español.

Deyis dijo...

Hola...buenoo pues ni idea de k llevarn galletas yo los veia y pensaba que k sencillos...me imaginaba hacer una plancha de pastel delgado y al final cortarlos con un moldecitoo....peroo creo k para nada se hubieran parecidoo...gracias por la receta...!!

Deyis dijo...

huuyyy yo me los imaginaba mucho mas sencillos...nunca imagine llevaran galleta...solo los habia visto por internet...!! pensaba hacer una capa de pastel delgado...la masa pintada de varios colores meterla al horno y al final solo cortarlas con moldes redondos...vyy empezando en estas ondas de la reposteria..y todo s eme hace bastante sencillo..obvio en mi imaginacion jajajaj...bueno hay la llevoo...gracias por su ayuda...!!

Antojos Granada dijo...

que pasada!! me parecen dificilisimos de hacer!!! pero tienen q estar buenisisimos! ;)
http://antojosgranada.blogspot.com.es/

Anónimo dijo...

que mejor que comer algo rico y dulce, me encantan los macarons por que definitivamente hacen que cualquier mal humor se vaya de mí.

Anónimo dijo...

Hemos probado muchas veces pero está vez es la que más se parece aún macarons!!!!
Gracias!!!

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar! Nos hace mucha ilusión ver todos los comentarios. Si tienes alguna duda no dudes en preguntarnos, que ya nos encargaremos de responder lo antes posible. Esperamos que te haya gustado la receta.
Laura y Paloma

Related Posts with Thumbnails