jueves, 17 de enero de 2013

ROLLOS DE CANELA


No se si conocéis el libro de Aprendiz de panadero, de Peter Reinhart. Es sobre cómo elaborar bien un pan y masas fermentadas en general, analizando todos sus componentes desde la experiencia del autor. Una de nosotras se lo está leyendo y claro, ¿cómo no íbamos a probar alguna de sus recetas con la pinta que tienen…?

En este caso, el autor dice que estos rollos de canela son mejores que los que venden en las tiendas (son más típicos en países anglosajones, aquí de momento los hemos visto sólo en Ikea y Starbucks), y por lo tanto decidimos hacerlos. Bueno bueno bueno, ni os imagináis lo riquísimos que están!!! El señor Peter Reinhart tenía toda la razón del mundo, son los mejores que hemos probado.

No son difíciles de hacer, sólo hay que tener un poco de paciencia y tiempo porque necesitan sus tiempos de fermentación para que queden tan esponjosos. Y os aseguramos que merece la pena esperar.


INGREDIENTES Para unos 14-16 rollos

- 90 g de azúcar
- 7 g de sal
- 80 g de mantequilla a temperatura ambiente
- 1 huevo
- ralladura de ½ limón
- 450 g de harina común
- 18 g de levadura fresca (la que venden en bloque refrigerada)
- 260 ml de leche entera

Para espolvorear:

- 100 g de azúcar
- 10 g de canela molida

Glaseado:

- 1 taza de azúcar glas
- 3 gotas de extracto de limón
- 2 cucharadas de leche templada

ELABORACIÓN

Primero hay que hacer la masa. Para ello se echan la mantequilla, el azúcar y la sal en una máquina de batir y amasar a velocidad media, dejando que se mezcle bien durante unos 3 minutos, hasta que forme una pasta. (A mano sería igual, mezclarlo en un recipiente con una cuchara hasta que forme una pasta).

Se añade el huevo y la ralladura de limón y cuando esté bien movido, añadir la harina tamizada a cucharadas, la levadura y la leche.
Cuando se mezcle bien y se haya formado una bola parar la máquina. Poner las palas de amasar (suelen ser unas barras retorcidas o como un gancho) y dejar que se amase a velocidad media unos 10 minutos aproximadamente.


Seguramente haya que añadir un poco de harina cuando esté amasándose, porque la masa tiene que estar adherente pero no pegajosa. Es decir, parar un momento la máquina, tocarla con el dedo y no se os tiene que pegar masa al retirarlo.
(Si amasáis a mano, el tiempo será un poco mayor, unos 15 minutos).

Para saber que una masa está en su punto y ya no hay que amasarla más, la masa tiene que estar aproximadamente a 25-27º, y se tiene que hacer una prueba llamada “La prueba de la membrana”, que consiste en coger un pedacito pequeño de masa, formar una bola, e ir estirándola poco a poco en el aire con las manos hasta que en el centro se quede como una membrana fina. Si se puede hacer la membrana sin que se haya roto al ir estirando la masa, está en su punto perfecto. Si al estirarla se rompe antes de formar la membrana significa que le falta amasado.
Mirad cómo era la membrana de esta masa:


Una vez terminada de amasar, se forma una bola y se coloca en un recipiente que previamente habremos engrasado con un poquito de aceite. Se tapa con papel film y se deja fermentar a temperatura ambiente unas 2 horas, hasta que la masa doble su volumen.



Ahora ya podemos estirar la masa, para ello, limpiamos bien la mesa de la cocina y la untamos con un poco de aceite.
Ponemos la masa en la mesa y con un rodillo sin hacer demasiada fuerza se va estirando intentando que forme un rectángulo de aproximadamente unos 40 x 30 cm. y de 1,5 cm de grosor (aproximadamente, no tienen que ser exactas).


Después se espolvorea por encima de la masa estirada la mezcla del azúcar y la canela.


Ahora ya sólo hay que formar un rollo, de forma que la parte más larga del rectángulo se va girando como formando una espiral.



Una vez que se ha hecho el rollo, se tiene que cortar, con el pliegue hacia abajo, en trozos de 3 cm de grosor.

Colocarlos en una bandeja de horno sobre papel vegetal y separados unos dos dedos entre uno y otro, y dejarlos reposar de 75 a 90 minutos a temperatura ambiente.




Ya se pueden hornear. Meter al horno a media altura a 175º, calentando por arriba y abajo, de 20 a 30 minutos, hasta que se empiecen a dorar.

Cuando se sacan del horno, dejar enfriar sobre la bandeja 10 minutos y después pasarlos a una rejilla para que terminen de enfriar.

En el momento de pasarlos a la rejilla es cuando se echa el glaseado, que se hace mezclando el azúcar glas, el extracto de limón y la leche hasta que sea una pasta un poco líquida, si fuera necesario añadir más leche.

El glaseado se suele echar haciendo tiras finas sobre los rollos ( para echarlo se puede utilizar un biberón, un tenedor, un cornet, etc).



TRUCOS Y SUGERENCIAS

- Se pueden congelar y después para volverlos a tener listos para comer hay dos opciones, o dejarlos que se descongelen, o (y este método es rápido y genial), ponerlo nada más de sacarlo del congelador en el tostador e ir girándolo y dando la vuelta hasta que esté descongelado y calentito.

- Si al día o varios días de hacerlos los ponéis en el tostador un poco por cada lado parecerá recién salido del horno

4 comentarios:

Núria dijo...

Feliz año! Que buena pinta, han de estar riquísimos con el toque de la canela...besos

Akane dijo...

Hombre, mi amigo Peter Reinhart! xD
Ese libro me lo regaló mi madre cuando todavía estaba en la Universidad, cuando acabé los exámenes un año :). Me encanta, y todas sus recetas me han salido bien (aunque tengo pendientes las más complejas). Los rollos de canela son... uf, bestiales!
Qué buenisima pinta tienen, ojalá los tuviera ahora mismo aquí para desayunar. La foto del mordisco es un crimen :P.

Un abrazo

Ana_Partimecook dijo...

Esta fue una de las primeras recetas que hice de ese libro ;-) Qué ricos están... me alegro de que hayáis probado esta receta, ¡¡es buenísima!!

¡¡Un beso guapas!!!

Web Design Chennai dijo...

Thank You for providing good information…thanks ….

Publicar un comentario en la entrada

¡Muchas gracias por comentar! Nos hace mucha ilusión ver todos los comentarios. Si tienes alguna duda no dudes en preguntarnos, que ya nos encargaremos de responder lo antes posible. Esperamos que te haya gustado la receta.
Laura y Paloma

Related Posts with Thumbnails